Un ataque con cuchillo en un colegio de China deja 39 heridos, casi todos niños

El presunto agresor, un antiguo vigilante de seguridad de la escuela, ya ha sido detenido

Niños terminan su primer día de clase tras la cuarentena en Pekín, el pasado 3 de junio.
Niños terminan su primer día de clase tras la cuarentena en Pekín, el pasado 3 de junio.Ng Han Guan (AP)

Un total de 39 personas han resultado heridas a consecuencia de un ataque con arma blanca en un centro de educación primaria de la ciudad china de Wuzhou, en la provincia de Guangxi, al sur del país. 37 de las víctimas son menores, mientras que los dos restantes han sido identificados como el director del colegio y uno de los guardias de seguridad. Ambos adultos han sufrido heridas de gravedad, pero se encuentran fuera de peligro.

Las autoridades locales han confirmado lo sucedido y han informado de que el presunto responsable ya ha sido detenido y está siendo interrogado por las fuerzas de seguridad. Se trata de un varón de 50 años, antiguo vigilante de seguridad del colegio, quien a las 8.30 irrumpió armado en el lugar de los hechos. Al menos ocho ambulancias se presentaron unos pocos minutos más tarde para desplazar a todos los heridos a centros de salud de la zona.

Un vídeo compartido por el medio local Xiaoxiang Morning News muestra a trabajadores sanitarios atendiendo a una decena de alumnos y ayudándoles a abandonar el edificio. Al menos uno de ellos no ha podido hacerlo por su propio pie, mientras que otros iban conectados a goteros o con vendajes en la cabeza y el tronco.

“Alrededor de las 8.30 escuché muchos gritos procedentes de la escuela, ya que vivo cerca. Me apresuré hacia allí y vi cómo algunos alumnos salían corriendo”, declaraba en el exterior de uno de los hospitales el padre de uno de los afectados. “Un viandante me avisó de que un hombre con un cuchillo había entrado en la escuela. Saqué a mi hijo que, afortunadamente, estaba un poco conmocionado pero no herido”. El hombre, quien no quiso revelar su identidad, también ha detallado que muchos de los heridos pertenecen a una clase de preescolar y tienen unos seis años de edad.

Los ataques con arma blanca en centros educativos son, por desgracia, habituales en China. En abril de 2019, ocho estudiantes fallecieron tras un ataque similar a un colegio de la provincia de Hunan. Cinco meses antes, 14 niños habían muerto en un parvulario de Chongqing tras ser apuñalados por una mujer armada con un cuchillo de cocina.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS