La empresa española que espió a Assange investigó si había sido padre durante su encierro en Londres

El dueño de la compañía de seguridad ordenó grabar a la madre y analizar las heces del bebé que le visitaba

El actor y amigo de Julian Assange, Stephen Hoo, entrando en la embajada ecuatoriana con uno de los hijos de Assange que hacía pasar por suyo, en una captura de vídeo de 2017.
El actor y amigo de Julian Assange, Stephen Hoo, entrando en la embajada ecuatoriana con uno de los hijos de Assange que hacía pasar por suyo, en una captura de vídeo de 2017.

El espionaje al que fue sometido el confundador de Wikileaks, Julian Assange, por la empresa española de seguridad Undercover Global SL durante su confinamiento de siete años en la Embajada de Ecuador en Londres incluyó sus relaciones más íntimas. Se vigilaron todas las visitas que recibió durante su estancia y se investigó la posibilidad de que hubiera sido padre durante el encierro, uno de sus mayores secretos, tal y como ahora acaba de revelar su pareja, la abogada Stella Morris. El exmilitar David Morales, dueño de la empresa de seguridad, está siendo investigado por un juzgado de la Audiencia Nacional por espiar las reuniones de Assange con sus letrados y entregar supuestamente ese material a la CIA.

In English

La sospecha de Morales era que un menor que entraba en la Embajada de Ecuador en Londres colgado en una mochila porta bebés cargada por el actor Stephen Hoo podría ser hijo del ciberactivista (48 años) y de Morris (37 años), por lo que fue grabado durante todas sus visitas a la legación diplomática. Morales llegó a ordenar el robo de los pañales para analizar las heces y poder aclarar sus pesquisas, aunque después no fue necesaria la sustracción de los restos. También se realizaron informes sobre su madre y sobre Hoo, el amigo de la pareja que acudía a visitar al fundador de Wikileaks con el bebé, según vídeos y documentos a los que ha tenido acceso EL PAÍS.

Un empleado de la empresa española alertó a la abogada de las intenciones de Morales: “Querían acreditar que era su hijo para intentar perjudicarlo. Se llegó a hablar con tres laboratorios de Madrid para ver cómo se podía acreditar el tema parental. Uno de los laboratorios nos dijo que de las heces no se podía obtener el ADN. Luego se intentó conseguir su chupete", explica un extrabajador de Undercover Gobal SL.

Un informe de la empresa sobre las visitas de Stephen Hoo, fechado el 27 de octubre de 2017, es una muestra de la obsesión de Morales y su equipo por desvelar el secreto mejor guardado del ciberactivista y conocer los detalles más íntimos de su vida personal durante su reclusión en la Embajada ecuatoriana en Londres.

El documento se titula Visita habitual del huésped (Assange) acompañado de un bebé y destaca que su amigo Hoo siempre que acude a la Embajada lo hace con un menor “que dice ser suyo al equipo de seguridad", y que no había sido identificado "por ser menor de edad”. El redactor del texto señala que han solicitado sin éxito un documento acreditativo de la identidad del niño y destaca que tras el actor siempre aparece Stella Morris, “la cual llega minutos antes y marcha minutos después de Stephen Hoo, cuando habitualmente permanece durante el día con el huésped e incluso pasa noches enteras acompañándolo”. Después del aviso del trabajador a Morris, las visitas del bebé terminaron.

“Stella Morris llega a Hotel (la embajada) a las 13.49 y se marcha a las 16.11 mientras que Stephen Hoo llega a las 14.06 y se marcha a las 15.56 del día 25 de noviembre”, detalla el informe, en el que se adjuntan dos fotografías de Hoo entrando al hall de la embajada y portando en un canguro a uno de los hijos de Assange. A continuación, describe detalles sobre el actor recogidos de la prensa británica y especula con la idea de que no es el padre del niño.

Y finalmente concluye: “En base a la información relativa a la posibilidad de que el huésped (Assange) haya podido ser padre durante su confinamiento en la Embajada, y las recientes visitas que se están recibiendo de este bebé a la misma, siempre acompañada por Stella Morris, planteamos la posibilidad de que debido a los lazos afectivos que la misma mantiene con el huésped, no se descarta que el bebé pudiera tener algún tipo de relación entre ambos. Aun así no podemos confirmar con los datos obtenidos de que esto sea así, por lo que seguimos trabajando en la obtención de pruebas que pudieran darnos un resultado más acertado”.

Morris, que ha declarado que tiene intención de casarse con Assange, acaba de revelar el secreto de que es madre de dos niños con Assange al diario británico Mail on Sunday después de haberlo hecho ante la juez a la que solicitó la libertad provisional del ciberactivista con el argumento de su arraigo familiar. Desde su expulsión de la embajada, Assange permanece preso en una cárcel londinense. EE UU reclama su extradición por 18 presuntos delitos que elevan las penas hasta 178 años prisión.

Morales fue detenido el pasado mes de octubre, se encuentra en libertad provisional y está siendo investigado por presuntos delitos contra la intimidad y contra el secreto de las comunicaciones abogado-cliente, apropiación indebida, cohecho y blanqueo de capitales. La investigación fue ordenada por el juez José de la Mata y se inició semanas después de que EL PAÍS revelara los vídeos, audios e informes donde se demuestra que esta compañía radicada en Jerez de la Frontera espió las reuniones del fundador de Wikileaks con sus letrados y colaboradores.

Más información

Lo más visto en...

Top 50