ELECCIONES EN EE UU

Wisconsin vota en las elecciones primarias pese a la pandemia de coronavirus

El cierre de colegios en el Estado no proporcionó resultados debido a una orden judicial que no los hará públicos hasta el próximo lunes

Una fila de personas espera votar en Wisconsin, este martes.
Una fila de personas espera votar en Wisconsin, este martes.Tannen Maury / EFE

Una lucha partidista por el poder provocó que el Estado de Wisconsin celebrase este martes sus elecciones primarias y más de 400 comicios locales, poniendo en riesgo a una población cercana a los seis millones de personas que llevaba confinada en casa más de dos semanas. La pandemia de coronavirus ha provocado que desde el 17 de marzo no se realice ningún comicio y que una quincena de Estados hayan pospuesto sus citas con las urnas. Las elecciones se convocaron, luego se desconvocaron y finalmente volvieron a estar en el calendario. Pero incluso habiendo arriesgado la salud para acudir a votar, los ciudadanos de Wisconsin no conocerán a los ganadores del sufragio hasta el próximo lunes día 13 como motivo de una orden judicial dictada para que pueda lograr contarse todo el voto por correo antes de emitir un vencedor.

El gobernador del Estado, el demócrata Tony Evers, había firmado este lunes el decreto que establecía retrasar todos los comicios al 9 de junio con el fin de “proteger” a los ciudadanos. Sin embargo, los republicanos acudieron al Supremo de Wisconsin para que revirtiera la decisión. Como trasfondo de esta pelea está el hecho de que un juez de la Corte Suprema de Wisconsin -y amigo del presidente Donald Trump- se juega su reelección. El propio Trump, a través de un tuit, ha pedido a los ciudadanos de Wisconsin que salgan a la calle y voten por el juez Daniel Kelly, quien “protege el derecho a la segunda enmienda”, aquella que permite portar armas.

Wisconsin fue clave en las elecciones de 2016. Trump ganó este Estado por tan solo 23.000 votos, lo que hizo sumar a los republicanos dos más dos y certificar que Wisconsin había sido la tierra que había dado la presidencia al magnate. Para los demócratas, sus mayores errores se cometieron en un Estado cuya bandera lleva como símbolo la palabra Forward (hacia adelante), ya que Hillary Clinton lo dio por seguro y apenas lo visitó durante el periodo electoral.

La jornada electoral ha sido la propia de una semana que el portavoz de Salud Pública del Gobierno federal había definido como “la más dura y más triste de nuestras vidas”. “Este va a ser nuestro momento Pearl Harbor o nuestro momento 11-S”, dijo Jerome Adams. Por tanto, la Guardia Nacional se encontraba desplegada en los centros de votación de Wisconsin que pudieron abrir y los ciudadanos hacían largas filas para votar guardando los casi dos metros preceptivos y portando mascarillas. Más de un centenar de municipios se vieron imposibilitados de abrir sus centros de votación por falta de personal electoral, ya que algunos estaban enfermos y otros tenían miedo al contagio, según informa la agencia France Presse.

La participación se esperaba muy baja y los republicanos consideran que eso les beneficia, razón por la que no quisieron retrasar los comicios. Siguiendo la misma lógica, los demócratas saben que la alta participación les beneficia y que de hecho muchos de los colegios en zonas con votación mayoritaria para esa ideología han sido afectados y cerrados por la pandemia.

La interrupción de la campaña electoral ha aumentado la presión sobre Sanders para que tire la toalla y deje el camino despejado para su rival, el favorito Joe Biden. El senador de Vermont ha considerado “escandaloso” que los republicanos obligaran a mantener la votación este martes “para su beneficio político”. Es una decisión “peligrosa” e “incluso podría tornarse mortal”. Biden aparece con ventaja en los sondeos en este Estado, pero toda la jornada está marcada por la incertidumbre cuando no la negligencia de haberla permitido que podría haber consecuencias catastróficas en forma de pérdida de vidas humanas.

Estados Unidos supera ya los 368.000 positivos de coronavirus y los 11.000 fallecidos. En Wisconsin, con algo menos de 6 millones de habitantes, son 2.440 casos confirmados de Covid-19, de los que 77 han muerto hasta la fecha.

En Wisconsin está en juego 52 delegados de la Convención Nacional del Partido Republicano, sin que haya rivales para la candidatura del presidente Donald Trump, y 84 delegados a la Convención Nacional del Partido Demócrata programada para Milwaukee, la capital de Wisconsin.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50