ACCIDENTE

Arranca en Budapest el juicio por el choque de dos barcos que causó la muerte de 27 personas

La Fiscalía de Hungría pide nueve años de prisión para el capitán que provocó la colisión y le acusa de negligencia grave y omisión de socorro

Agencias
Fiscales y abogados de las víctimas del accidente del pasado mayo en el río Danubio, en Budapest, este miércoles.
Fiscales y abogados de las víctimas del accidente del pasado mayo en el río Danubio, en Budapest, este miércoles.ATTILA KISBENEDEK / AFP

La sala de Audiencias de los juzgados de Budapest ha acogido este miércoles el primer día del juicio por el accidente que el 29 de mayo del año pasado se cobró la vida de 25 turistas de Corea del Sur y dos tripulantes húngaros en el río Danubio, en Budapest. La Fiscalía de Hungría ha pedido nueve años de prisión y otros nueve de inhabilitación de su cargo para el capitán de barco que provocó la colisión con una nave turística, Yuri Chaplinsky, por negligencia grave causante de una catástrofe y por omisión de socorro. El acusado ha rechazado la solicitud del Ministerio Público y se ha limitado a decir que no estaba preparado para realizar declaraciones sobre este accidente, que es el peor registrado en más de medio siglo en el río Danubio.

La fiscalía resume que Chaplinsky, de 64 años, tuvo un margen de maniobra de varios minutos para reducir la velocidad de su embarcación, Viking Sigyn, o redirigir su nave para evitar la colisión contra el Sirena, un barco turístico más pequeño que se hundió segundos después del accidente y en el que navegaban todos los que después fallecieron. "Durante al menos cinco minutos (...) el acusado falló en el manejo del barco, e incluso podía haber otros posibles buques debajo del puente (...) No sintió la presencia del Sirena, no llamó por radio ni envió señales de sonido de emergencia”, ha señalado el fiscal Miklos Novaki, que ha indicado que a pesar de la tormenta que caía durante el accidente, había una visibilidad de más de un kilómetro.

Los fiscales han pedido al tribunal de Budapest que imponga una pena de prisión de nueve años al capitán y que lo inhabilite de su licencia de navegación por otros nueve años, si se declara culpable de los cargos. No obstante, Chaplinsky, ha negado haber actuado mal y ha rechazado la solicitud de la acusación. “Por el momento no estoy listo para hacer una declaración”, ha pronunciado ante el tribunal. Las familias de las víctimas y supervivientes coreanos no asistieron a las audiencias debido a la epidemia de coronavirus, según ha detallado el juez.

Chaplinsky había trabajado en el río durante más de 40 años, 30 de ellos como capitán de barco. La colisión contra el Sirena provocó que la pequeña embarcación turística se hundiera en unos 30 segundos cerca del Parlamento de Budapest, según un vídeo publicado por la policía el año pasado. Siete supervivientes fueron rescatados del río durante las semanas posteriores que duró la investigación, pero todavía queda una mujer desaparecida. El propietario del crucero, Viking Cruises Ltd, con sede en Suiza, ha dicho que está cooperando con los investigadores húngaros. La próxima audiencia se ha fijado para el 30 de abril.

Más información

Lo más visto en...

Top 50