Los índices de aprobación de López Obrador caen ante la ola de violencia y los feminicidios

El presidente mexicano pierde respaldo entre las mujeres, según los sondeos

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, en su comparecencia ante los medios de comunicación de este lunes.
El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, en su comparecencia ante los medios de comunicación de este lunes.Henry Romero (REUTERS)

Los índices de aprobación del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, han comenzado a tambalearse ante la persistente ola de violencia en México y el aumento de los feminicidios, según diversos sondeos publicados este lunes en la prensa mexicana. La aprobación del desempeño del político ha ido menguando lentamente en el último año y se ha situado, en promedio, en un 58%. Un dato aún elevado, pero lejano de las cifras que alcanzó en el primer semestre de su Gobierno. López Obrador fue electo en el verano de 2018 con el 53% de los votos y comenzó en el cargo en diciembre de ese año con niveles de aceptación de hasta un 80%, un indicador histórico desde que se mide la popularidad de los mandatarios mexicanos en los últimos 30 años.

MÁS INFORMACIÓN
México y la encrucijada de los 100 asesinatos diarios
López Obrador entre gritos: “A la autoridad hay que respetarla”
López Obrador evita dar un plan concreto para atajar la crisis de los feminicidios

Los sondeos revelan que los mexicanos mantienen el voto de confianza en el mandatario. La expansión de los programas sociales, que entregan ayudas directamente a la gente, han calado entre la población y su discurso de combate a la corrupción también ha agradado a la mayoría. Según los datos de la encuesta del diario Reforma, el respaldo al presidente se mantiene hasta en su estrategia de seguridad: un 59% de los mexicanos cree que el plan para combatir al crimen “dará resultados poco a poco”. Sin embargo, la ola de violencia en el país latinoamericano no cesa y ya se registran unos 100 homicidios al día. López Obrador ha puesto la mayor parte de sus esfuerzos en la creación de la Guardia Nacional, un nuevo cuerpo de seguridad cuestionado por su perfil militar.

La violencia contra las mujeres también ha impactado en los índices de aprobación del presidente mexicano. En febrero, ante la exacerbación de los feminicidios —unos 10 al día— y diversos casos que llegaron hasta la prensa por su crudeza, las dudas sobre las acciones del Gobierno de López Obrador para combatir la violencia machista aumentaron. El presidente minimizó el problema y evitó mostrar una ruta para atender el problema. Según la encuesta de Consulta Mitofsky, publicada en el diario El Economista, ante la falta de un posicionamiento contundente el presidente ha ido perdiendo respaldo entre las mujeres: un 52% le apoya, cuando hace un año lo hacía un 61%.

Al panorama social de México se ha sumado en el último año la recesión económica. Un 40% de los mexicanos considera que la economía en su entorno se mantiene igual que al año anterior, según datos de Reforma. López Obrador se ha defendido en el frente económico asegurando que mientras la moneda mexicana se mantiene estable, su Gobierno ya ha puesto algunos planes en marcha.

La encuesta de Buendía y Laredo, publicada por Reuters la noche del domingo, revela que el presidente mexicano ha perdido empuje entre los mexicanos con estudios universitarios —de 68%, en agosto de 2019, a 43% en febrero— y ligeramente entre la población con estudios primarios y secundarios (de 70% a 69%). “La gente nos está apoyando y también sufrimos desgastes porque, imagínense, enfrentar a los conservadores corruptos, que no quieren dejar de robar, están molestísimos, no los calienta ni el sol, y desquiciados”, ha dicho López Obrador este lunes en su conferencia de prensa matutina tras la publicación de los estudios.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Sobre la firma

Sonia Corona

Es la jefa de la redacción de EL PAÍS en México. Cubre temas de Política, Economía, Tecnología y Medio Ambiente. Fue enviada especial para las elecciones presidenciales de 2020 en EE UU. Trabajó en Reforma y El Huffington Post. Es licenciada en Comunicación por la Universidad de las Américas Puebla y Máster de Periodismo UAM-EL PAÍS.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS