Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parlamento Europeo presiona al primer ministro de Malta para que dimita inmediatamente

El texto ha cosechado 581 votos, incluidos los de la inmensa mayoría de la familia socialdemócrata a la que pertenece Muscat, y solo 26 votos en contra y 83 abstenciones

Joseph Muscat, el pasado día 13 en Bruselas.
Joseph Muscat, el pasado día 13 en Bruselas. EFE

Ni un día más en el cargo. El Parlamento Europeo ha aprobado este miércoles, por abrumadora mayoría, una resolución en la que advierte al primer ministro de Malta, Joseph Muscat, que su permanencia al frente del Gobierno pone en entredicho la credibilidad de la investigación sobre el asesinato de la periodista Daphne Caruana Galizia. El texto ha cosechado 581 votos, incluidos los de la inmensa mayoría de la familia socialdemócrata a la que pertenece Muscat, y solo 26 votos en contra (entre ellos los de Vox) y 83 abstenciones.

La resolución redobla la presión sobre Muscat, que anunció su dimisión para el mes de enero tras las últimas revelaciones que han implicado a miembros de su entorno en el asesinato de Caruana en 2017. La investigación del crimen, según los familiares de la periodista, se vio obstaculizada durante meses por las injerencias del Gobierno maltés. Pero en las últimas semanas ha dado un acelerón desde que algunos detenidos han acusado al jefe de gabinete del primer ministro de participar en la planificación y financiación del asesinato.

Las manifestaciones en la calle a raíz de esas revelaciones llevaron a Muscat a anunciar su dimisión en diferido, retrasando la salida hasta el mes de enero. El primer ministro incluso asistió la semana pasada al Consejo Europeo celebrado en Bruselas, donde participó con normalidad, aunque no asistió a la cumbre de líderes socialistas previa a la cita europea.

Muscat ha ido perdiendo la confianza del resto de Europa y hasta su grupo político, los socialistas europeos, le han dado ya la espalda. La resolución aprobada este miércoles en el Parlamento Europeo ha sido pactada por populares, socialistas, liberales, verdes, euroescépticos e Izquierda Unida. Un abanico que cubre prácticamente todo el hemiciclo comunitario y que rara vez se logra para una cuestión tan espinosa y trascendental como acorralar al primer ministro de un país para que dimita.

La resolución llega después de que el Parlamento enviase a Malta a principios de este mes una misión de investigación, la tercera que realiza desde el asesinato de Caruana Galizia el 16 de octubre de 2017. Los europarlamentarios se reunieron con el propio Muscat. Y aunque aceptaron que su permanencia en el cargo es decisión del Parlamento maltés, advirtieron de su falta de credibilidad, agravada aún más por la suspensión del Parlamento. La misión europea también se hizo eco de la enorme desconfianza de una buena parte de la opinión pública maltesa sobre una investigación que se lleve a cabo con Muscat todavía como primer ministro.

La Resolución del Parlamento Europeo también da un varapalo a la Comisión Europea, por su presunta pasividad ante el deterioro del Estado de derecho en Malta. El texto pactado por los grupos políticos "lamenta que la Comisión se haya abstenido en los últimos años de tomar medidas concretas contra el gobierno maltés a pesar de las repetidas peticiones cursadas por el Parlamento".

El Parlamento no aboga expresamente por aplicar a Malta el artículo 7 del Tratado, el instrumento disciplinario más potente con el que cuenta la UE pero cuya utilidad es bastante escasa como se ha comprobado en el caso de Polonia y Hungría (ambas en procedimientos disciplinarios en base al artículo 7). Pero la Resolución subraya que si Malta no acomete una reforma de su sistema judicial podría verse sometida a ese procedimiento disciplinario.

La resolución también apunta a la isla maltesa como un agujero de lavado de dinero. Y exige al Gobierno maltés que ponga fin a su programa de venta de atracción de capitales mediante la concesión de ciudadanía a ciertos inversores. El Parlamento reclama que una comisión independiente lleve a cabo "una investigación internacional" sobre el impacto que esa venta de pasaportes ha tenido en el crimen transfronterizo dentro de la zona Schengen a la que pertenece Malta.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información