Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Israel detiene al custodio de la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén tras una ola de protestas

El responsable islámico fue liberado con la advertencia de no regresar en una semana al recinto sagrado

El jefe del consejo de Waqf islámico, Abdelaziz Salhab, reza el viernes 22 en la Puerta Dorada de Jerusalén.
El jefe del consejo de Waqf islámico, Abdelaziz Salhab, reza el viernes 22 en la Puerta Dorada de Jerusalén. REUTERS

El jefe del consejo del Waqf, la fundación islámica que gestiona la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén, ha sido detenido en su casa en la madrugada del domingo por la policía israelí. El jeque Abdelaziz Salhab, de 75 años, es el más alto representante del rey jordano, custodio de los santos lugares de Jerusalén, según el acuerdo de paz suscrito por Israel y Jordania en 1994. La tensión se ha disparado a lo largo de la semana en el recinto sagrado, uno de los puntos más sensibles de la Ciudad Santa, con sucesivos enfrentamientos y decenas de detenciones de palestinos. Horas después el responsable religioso fue liberado, con la advertencia policial de no regersar a la Explanada durante una semana, según precisaron sus abogados

Jordania había condenado los hechos en un comunicado citado por la agencia palestina Wafa. Junto a Salhab también fue  arrestado su adjunto en la dirección del Waqf, el jeque Najih Bakirat, quien autorizó expresamente el paso hasta la Puerta Dorada. El recinto que acoge a la Mezquita de Al Aqsa y el santuario de la Cúpula de la Roca es el tercer lugar más sagrado del islam, tras La Meca y Medina.

La policía israelí ya había detenido en la madrugada del viernes a 60 palestinos considerados sospechosos de intentar provocar disturbios durante el rezo del día sagrado musulmán. A lo largo de la semana se habían registrado enfrentamientos y detenciones. Grupos de palestinos intentaron rezar en la zona de la Puerta Dorada, antigua entrada al recinto histórico amurallado de Jerusalén, clausurada hace 16 años por las fuerzas de seguridad israelíes en plena Segunda Intifada (2000-2005). El viernes, sin embargo, la policía no actuó para impedir el paso a los fieles.

Palestinos musulmanes se agolpan cerca de Al Aqsa el 22 de febrero de 2019. ampliar foto
Palestinos musulmanes se agolpan cerca de Al Aqsa el 22 de febrero de 2019. REUTERS

“Salhab es el represente más destacado de Jordania”, aseguró al diario Haaretz un responsable del Waqf. “El arresto de un hombre de 75 años de esta manera es inaceptable”. Abdel Nasser Abu Al Basal, ministro jordano de Asuntos Islámicos y de los Santos Lugares, consideró la detención como “una grave escalada”. “Israel está jugando con fuego y ha cruzado una línea roja”, advirtió.

Diplomáticos jordanos y de otros países llevaron a cabo gestiones ante el Gobierno de Israel para lograr la liberación del jefe del consejo de Waqf. Jordania ha ampliado recientemente la composición del órgano que custodia la Explanada de las Mezquitas para dar entrada a representantes del Gobierno de la Autoridad Palestina y a líderes musulmanes locales.

La Explanada se halla en la Ciudad Antigua, integrada en Jerusalén Este. La parte oriental de la urbe fue administrada por Jordania entre 1948, cuando los británicos concluyeron su mandato sobre Palestina, y 1967, cuando Israel la ocupó militarmente junto con Cisjordania y Gaza. El Parlamento israelí aprobó en 1980 la anexión de Jerusalén Este, donde los palestinos aspiran a establecer la capital de su futuro Estado.

El recinto es denominado Monte del Templo por los judíos, quienes también lo consideran sagrado pese a tener prohibido rezar en su interior. En su flanco occidental se encuentra el Muro de las Lamentaciones, el principal lugar de culto del judaísmo.

La colocación por las fuerzas de seguridad de detectores de metales en los accesos a la Explanada de las Mezquitas en julio de 2017 desató una ola de intensos enfrentamientos durante semanas. Las protestas cesaron cuando Israel retiró los arcos de seguridad y retornó al delicado statu quo que rige desde hace medio siglo en la Ciudad Santa de las tres religiones monoteístas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >