Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los actos antisemitas han aumentado un 69% este año en Francia

Gobierno e instituciones llaman a combatir la indiferencia ante actos de odio

Manifestación contra el antisemitismo el pasado marzo en París
Manifestación contra el antisemitismo el pasado marzo en París AP

Los actos antisemitas han aumentado enormemente en Francia, tras dos años de tendencia a la baja. En los primeros nueve meses de 2018, este tipo de agresiones, sobre todo amenazas, pero también ataques físicos o verbales, han crecido un 69% respecto al año pasado. Motivo más que suficiente para hacer sonar la alarma. Lo ha hecho el primer ministro francés, Édouard Philippe, en el mismo día en que se conmemoran 80 años de la funesta Noche de los cristales rotos. Los expertos advierten de que no es un fenómeno limitado a Francia.

En un preludio de lo que acabaría siendo el Holocausto, la noche del 9 de noviembre de 1938, la Alemania de Adolf Hitler vivió unas horas de violencia inusitada contra judíos, cuyas sinagogas y comercios fueron sistemáticamente destruidos. “¿Por qué recordar, en 2018, algo tan doloroso? Porque estamos muy lejos de haber acabado con el antisemitismo”, escribió Philippe este viernes en una tribuna publicada en su página de Facebook.

Cada agresión perpetrada contra uno de nuestros conciudadanos por ser judío resuena como un nuevo cristal roto

Édouard Philippe, primer ministro francés

Las cifras, subrayó el jefe de Gobierno galo, son “implacables”. Después del año negro que supuso 2015, en el que parte de los actos terroristas que sacudieron Francia estuvieron dirigidos contra la comunidad judía, los últimos dos años habían visto una progresiva caída de actos antisemitas (un 58% menos en 2016 y menos 7% en 2017, para un total de 311 actos denunciados), si bien la comunidad judía lleva tiempo advirtiendo de continuados ataques de carácter antisemita.

“Cada agresión perpetrada contra uno de nuestros conciudadanos por ser judío resuena como un nuevo cristal roto”, subrayó Philippe. Según el delegado interministerial para la lucha contra el racismo, el antisemitismo y el odio contra la comunidad LGTB, Frédéric Potier, las cifras reveladas por el Gobierno son más preocupantes aún porque son “tendenciales, homogéneas a lo largo de nueve meses”, dijo al rotativo Le Monde. La mayor parte de las acciones antisemitas, dos tercios, son amenazas, pero un tercio son agresiones o degradaciones, puntualizó.

“Hemos constatado un recrudecimiento de actos antisemitas y de un antisemitismo cotidiano”, confirmó el presidente del Consejo Representativo de las Instituciones Judías en Francia (CRIF), Francis Kalifat, a la emisora France Info. Mario Stasi, presidente de la Liga contra el Racismo y el Antisemitismo (LICRA), advirtió de que el problema traspasa fronteras. “No es un fenómeno solamente nacional, es una verdadera lacra de la que no logramos deshacernos”, lamentó.

El Gobierno francés lanzó en marzo un “plan nacional de lucha contra el racismo y el antisemitismo” que tiene en su punto de mira a las plataformas de Internet que distribuyen contenidos que incitan al odio y que busca que adopte toda Europa. También se creó un dispositivo en línea para denunciar actos de odio y está experimentando una red de investigadores y magistrados “especialmente formados en la lucha contra el racismo y el antisemitismo”. Según anunció Philippe este viernes, a partir de mediados de mes estará además activo en el Ministerio de Educación un “equipo nacional” que podrá ser movilizado para “intervenir en escuelas en apoyo de todo profesor enfrentado a antisemitismo”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información