Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Tablets’ para reducir las distancias y apoyar el emprendimiento en Colombia

La Fundación Microfinanzas del BBVA promueve la digitalización de sus servicios a 930.000 emprendedores

Carlos Torres Vila, consejero delegado del BBVA, visita el puesto de arepas de Dary Guerrero a las afueras de Bogotá.
Carlos Torres Vila, consejero delegado del BBVA, visita el puesto de arepas de Dary Guerrero a las afueras de Bogotá.

Bogotá es una urbe donde las distancias, el tráfico y los inconvenientes del transporte constituyen una de las principales barreras cotidianas para más de ocho millones de personas. Una gran ciudad de geografía compleja a más de 2.600 metros de altitud, sin metro, en la que quienes viven a las afueras emplean buena parte de su jornada para desplazarse y lidian con el tiempo para encajar su rutina. En la capital de Colombia, motor económico del país andino, una tableta y un proyecto de digitalización de servicios pueden ayudar a marcar la diferencia para el emprendimiento.

La Fundación Microfinanzas del BBVA ha afrontado esa brecha con el apoyo de 1.300 asesores que visitan a sus clientes, que a menudo trabajan en zonas poco accesibles y lejos de una sucursal bancaria, y gestionan el 95% de las operaciones de crédito del organismo a través de aplicaciones online. El consejero delegado del BBVA, Carlos Torres Vila, viajó esta semana a Colombia para conocer este proceso de primera mano. “Estamos viendo cómo los emprendedores se familiarizan con un modelo digital único en el sector, que les facilita la gestión de sus préstamos y de sus cuentas de ahorro”, señaló este miércoles.

La iniciativa repercute en el día a día de estos pequeños empresarios. Es el caso, por ejemplo, de Celina Delgado, que tiene un negocio de venta por catálogo, y regenta una panadería junto con su marido, Luis Álvaro Guevara. Con la ayuda de una aplicación evitan acudir a Bancamía, la entidad de la fundación en el país, pueden gestionar sus operaciones en una tablet con un asesor y supervisar sus finanzas a través del teléfono, al igual que los 930.000 emprendedores vinculados a la fundación. “Dejé mi trabajo anterior porque no podía cuidar a mis hijos. Hoy tengo más tiempo... Ahora también repartimos arepas a domicilio con una moto que acabamos de comprar”, explicó Darcy Guerrero, que regenta un puesto ambulante, al consejero delegado del BBVA. Torres Vila destacó su esfuerzo y subrayó la importancia de cómo "con una pequeña ayuda se puede salir adelante y tener impacto en la sociedad”.

"Una de las primeras cosas que teníamos que ofrecer eran soluciones móviles y digitales", señala a EL PAÍS Joao Costa, director de Tecnología de la Fundación Microfinanzas, "y que los ejecutivos pudieran atender al cliente hasta su casa". "Eso hace las cosas más fáciles. Para tomar un crédito antes había que ir a una oficina", continúa. "Antes un asesor cuando tenía un cliente tenía que ir con un expediente bajo el brazo. Ahora desde latableto su teléfono puede consultar cualquier documento". Un paso aparentemente fácil y que, no obstante, convierte a ciudades como Bogotá en lugares accesibles y más cómodos para emprender.