Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS CRÓNICAS
INTERNACIONALES

Hong Kong abre el grifo a la instalación de casas con forma de tubería

El estudio James Law Cyberterture de la antigua colonia británica ha diseñado una vivienda de menos de 10 metros cuadrados con dos cañerías gigantes de hormigón

Interior de un prototipo de casa tubería.
Interior de un prototipo de casa tubería.

De hormigón y de cinco metros de largo por dos de ancho y dos de alto. Esta es la última solución que se ha sacado de la manga un arquitecto hongkonés para hacer frente a la escasez de suelo de la ciudad con los precios de la vivienda más caros del planeta. Con un cuarto de baño con ducha, cocina y salón con sofá cama, todo aquel que pueda pagar 330 euros al mes podrá vivir en esta suerte de casa hecha con dos tuberías ensambladas.

Cuenta su creador, James Law, que la idea le vino a la cabeza cuando caminaba por un lugar en construcción de la ciudad y entró en uno de estos tubos gigantes. “La sensación fue muy agradable, así que pensé que sería una buena idea hacer una nanovivienda asequible para los jóvenes que luchan por comprar una casa en Hong Kong”, asegura a este diario el arquitecto hongkonés. Su proyecto, que a muchos podría parecerles una broma, encaja a la perfección con el espíritu de una urbe en la que proliferan las microviviendas.

La fabricación de este tipo de viviendas cuesta unos 13.000 euros y se construyen en menos de dos semanas

Desde las casas jaula, pasando por los pisos subdivididos a las cápsulas espaciales, todas estas opciones tratan de hacer frente —con mayor o menor dignidad— al problema más común entre los hongkoneses: el de no poder permitirse comprar una vivienda. Para luchar contra ello, Law salió con estas viviendas cuya fabricación cuesta unos 13.000 euros y se construyen en menos de dos semanas. Por eso, explica que aunque “es solo una vivienda de alivio temporal, puede desplegarse rápidamente en terrenos sobrantes de la ciudad para las personas que no pueden pagar alquileres altos o comprar”. Además, añade que ahorra espacio al permitir apilarse unas sobre otras hasta alcanzar la altura de un edificio de cuatro plantas y que el material utilizado permite aislar el calor y la humedad, dos de los principales fenómenos que quitan el sueño de los hongkoneses sin aire acondicionado.

Entrada al prototipo de casa tubería.
Entrada al prototipo de casa tubería.

Quizás por eso el gobierno de la ciudad ha acogido de buen grado la idea de esta vivienda-cañería que cuenta con las bocas de cristal para que entre la luz natural, y les ha garantizado un terreno para la instalación de estos hogares, según aseguró el arquitecto. “Hemos recibido muchas consultas tanto aquí como en el extranjero”, añadió el también director del Centro de Diseño de Hong Kong, una ciudad que no deja de batir récords de ventas de los inmuebles más costosos del planeta.

Desde la plaza de garaje más cara del mundo, vendida por 600.000 euros según los medios locales, a la venta de un terreno edificable con vistas a la bahía por unos 1.900 millones de euros, el precio de alquiler (330 euros) o de compra (13.000 euros) de este prototipo de casas se muestra más que asequible en esta urbe de precios desorbitados y se presenta como una fuerte competidora a otras alternativas como las casas ataúd o las casas cápsula. Precisamente, estas últimas arrancaron con fuerza el año pasado, cuando el empresario chino Sandy Wong trajo esta idea desde Japón a la ciudad de los rascacielos. Desde entonces, ha logrado arrendar medio centenar de esta especie de compartimentos diseñados con cierto aire espacial y localizados en el interior de pisos en los que se comparte cocina y baño por unos 450 euros al mes.

Con este panorama en la ciudad y la permisividad de las leyes de Hong Kong a la hora de regular el número de inquilinos y los espacios en el interior de los apartamentos, no hay visos de que dejen de proliferar ideas como la de las casas tubería que, mientras a algunos les parece inhumano, a otros les parece un hogar. Con sus estanterías, su fregadero, su microondas, su neverita y su cama para descansar. Como en casa.

Síguenos en Twitter y en Flipboard

Más información