Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Banco Mundial desautoriza a su economista jefe en la polémica con Chile

Paul Romer asegura que no quiso acusar a la institución de manipulación política ni de parcialidad en la elaboración del reporte Doing Business: "No fue lo que quise decir"

Foto de Paul Romer de su página oficial de Internet.
Foto de Paul Romer de su página oficial de Internet.

El Banco Mundial ha desautorizado a su economista jefe, Paul Romer, que en una publicación de The Wall Street Journal (WSJ) señaló el sábado que el organismo multilateral habría alterado su clasificación de competitividad empresarial en desmedro de Chile y, específicamente, de Michelle Bachelet. En una carta dirigida al ministro de Hacienda de Chile, Nicolás Eyzaguirre, la primera ejecutiva de la institución, Kristalina Georgieva, cataloga de “desafortunadas” las declaraciones de Romer y aclara que “no es la visión de la gerencia del Banco Mundial”. La ejecutiva ha defendido el informe y agrega que la organización financiera no tiene evidencia “que respalde la noción de que la metodología está sesgada para desfavorecer a Chile o que cualquiera de los cambios se llevó a cabo por otros motivos que no sean técnicos". “Tenemos plena confianza en la integridad del trabajo de investigación del Banco en general, y de la metodología y los rankings del informe Doing Business, en particular”, ha asegurado Georgieva.

El estudio Doing Business mide la facilidad para hacer negocios en 190 países. Chile bajó constantemente en el primer mandato de la socialista (2006-2010), subió en el Gobierno de derecha de Sebastián Piñera (2010-2014) y volvió a bajar cuando Bachelet volvió al poder (2014-2018). En estos 12 años, Chile ha fluctuado entre el puesto 25 y el 57, una volatilidad considerable. Según el WSJ, la elaboración del estudio podría haber estado “potencialmente contaminada por las motivaciones políticas del personal del Banco Mundial”, por lo que Romer se ha excusado. “Quiero disculparme personalmente con Chile y con cualquier otro país donde hayamos transmitido una impresión equivocada”, indicó el economista.

Los cuatro años del segundo Gobierno de Bachelet, entre 2014 y 2018, habrían sido especialmente perjudicados en el Doing Business. En este período la caída de Chile fue provocada casi en su totalidad porque se cambió la metodología de análisis y no por cambios en las medidas permanentes del entorno comercial del país, según ha dicho el economista jefe del Banco Mundial: “Sobre la base en las cosas que estábamos midiendo antes, las condiciones comerciales no empeoraron en Chile bajo la Administración de Bachelet”.

Paralelamente a la declaración del Banco Mundial, en mismo Romer ha escrito este martes una entrada en su blog donde aclara: "En una conversación con un reportero, hice comentarios acerca del reporte Doing Business que dieron la impresión de que yo sospechaba de manipulación política o parcialidad. No fue lo que quise decir. No he visto ninguna señal de manipulación de los números publicados o de las cifras publicadas en el reporte Doing Business o en algún otro reporte del banco", ha escrito el economista. "Lo que quise decir, es algo que muchos de nosotros en el Banco creemos: que podemos hacer un mejor trabajo para explicar lo que nuestros números significan".

Pero Romer ha pedido nuevamente disculpas: "Lamento que en mi intento por promover más claridad, yo no haya sido claro".

En referencia a Chile, añade: "En la elaboración del reporte Doing Business cambiamos nuestros métodos por razones sólidas. Estos cambios fueron cuidadosamente considerados. Pero cuando implementamos esos cambios, deberíamos haber explicado de manera más clara por qué, por ejemplo, Chile caía en el ranking". 

En su carta al Gobierno chileno, la ejecutiva del Banco Mundial ha defendido los cambios metodológicos realizados en 2012 y que, supuestamente, habrían perjudicado el análisis sobre Chile. Sin los cambios, indica, “el ranking de Chile habría evolucionado de una manera similar a la observada bajo la nueva metodología": "Chile se ha visto especialmente afectado por los cambios en el indicador de pago de impuestos”. Asimismo, la ejecutiva señala que Romer llegó al organismo multilateral recién en 2016, por lo que “no ha tenido la oportunidad de familiarizarse con el proceso riguroso que ocurrió con el cambio metodológico” que, según explica, “fueron consultados y validados por el Grupo Banco Mundial, el sector privado y los gobiernos de los países miembros”.

Georgieva, sin embargo, reitera la disposición del organismo del investigar el caso luego de la denuncia de Romer: “Entendemos que estas declaraciones hayan creado malestar en Chile y haremos todo lo posible para afianzar la confianza de nuestros clientes y socios que confían en la calidad y relevancia de nuestros trabajos de investigación”, le ha indicado al ministro de Hacienda chileno. “Por esa razón estamos solicitando que una entidad independiente evalúe de manera objetiva si la metodología del Doing Business se aplicó́ adecuadamente en el cálculo del ranking de Chile. Le informaremos de los próximos pasos a seguir a la mayor brevedad posible”.

La presidenta Bachelet, que en marzo próximo termina su segundo mandato, reaccionó el mismo sábado a través de Twitter. “Muy preocupante lo ocurrido con el ranking de competitividad del Banco Mundial. Más allá del impacto negativo en la ubicación de Chile, la alteración daña la credibilidad de una institución que debe contar con la confianza de la comunidad internacional”, escribió la socialista. Su ministro de Economía, Jorge Rodríguez, calificó la supuesta la alternación del ranking como “una inmoralidad pocas veces vista”. El canciller y ministro de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz, habló de un daño “irreparable” a Chile.

A menos de dos meses de terminar su mandato, Bachelet ha llevado adelante un Gobierno marcado por las transformaciones estructurales y, a su vez, por un crecimiento económico discreto, de 1,8% en promedio. Sus críticos acusan a la socialista de haber generado inestabilidad con reformas mal implementadas, como la tributaria, y de haber dejado de lado el crecimiento económico, una de las banderas con la que fue electo Piñera para el período 2018-2022. Para los defensores de esta Administración, la manipulación del Doing Business podría haber contribuido de manera significativa a generar un clima de desconfianza económica y empresarial.

El ministro de Hacienda, Nicolás Eyzaguirre, luego de recibir la carta del Banco Mundial ha indicado que el Gobierno “jamás ha acusado al organismo de haber hecho manipulación política a los índices". "Eso fue un tema que relevó el economista jefe, no nosotros, pero sí nos hemos sentido muy desagradados de haber sido materia de una controversia", ha señalado el jefe de las arcas fiscales de Bachelet.

Más información