Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mark Zuckerberg apoya a los ‘dreamers’

Los principales fundadores y empresarios tecnológicos firman una carta en contra de la última iniciativa de Trump

Mark Zuckerberg junto a su mujer Priscilla Chan y sus dos hijas, August y Max.
Mark Zuckerberg junto a su mujer Priscilla Chan y sus dos hijas, August y Max. AP

El movimiento para apoyar a los dreamers ha ido más allá de Silicon Valley, pero ha sido Mark Zuckerberg el que ha mostrado una mayor implicación para detener a los más críticos: “Estoy con los Dreamers, los jóvenes que llegaron a Estados Unidos junto a sus padres. Muchos han vivido aquí tanto tiempo que ni pueden recordar desde cuándo”, publicó en su muro la noche del jueves.

Ante las críticas, el fundador de Facebook entabló conversación durante varias horas, argumentando a favor de estos perfiles que protegió el anterior presidente: “Los dreamers tienen un amor especial por este país. Ellos no pueden dar por hecho vivir aquí. Ellos aprecian mucho más las oportunidades y siempre se prestan a servir al país y la comunidad. Merecen una oportunidad”.

Sus palabras se publicaron el mismo día que la administración Trump ha propuesto acabar con el programa que daba protección a este perfil. El denominado Deferred Action for Childhood Arrivals (DACA) puede ser la siguiente orden derogada desde Washington.

FWD.us, una organización dedicada a promover los derechos de los trabajadores inmigrantes en tecnología, ha publicado una carta en la que muestran su desacuerdo. Facebook y Zuckerberg personalmente, son dos de las entidades que apoyan financieramente este movimiento, pero no son los únicos. Los grandes de Silicon Valley hacen aportaciones para flexibilizar los visados y brindar ayuda legal a sus trabajadores.

“A menos que actuemos para mantener este programa, los 780.000 jóvenes trabajadores que se han acogido van a tener que dejar de estar en este país y enfrentar un riesgo directo de deportación. Nuestra economía perdería 460.000 millones de dólares en producto interior bruto y más de 24.600 en aportaciones en impuestos y seguridad social”, defienden en la misiva, “los dreamers son vitales para el futuro de nuestras empresas y nuestra economía. Con ellos crecemos y creamos empleo. Son parte de nuestra ventaja competitiva global”.

En apenas 12 horas más de 500 líderes han firmado una carta en contra de la medida que presumiblemente se votará el próximo martes. Entre las rúbricas aparecen los consejeros delegados de Microsoft, General Motors, Google, Visa, Amazon, Starbucks, Apple, Netflix, Best Buy, Marriott International y Hewlett-Packard. Hay escasez de latinos, precisamente uno de los colectivos más afectados por la medida, pero sí destacan algunos nombres, como y Laura González-Estéfani, exdirectiva de Facebook y CEO de The Venture City, Andrea Guzmán de Ayuda Hispana, Álex Nogales, presidente de National Hispanic Media Coalition, o Faquiry Díaz Cala, presidente de MxHero. También aparece Laurene Powell Jobs, la viuda del fundador de Apple.