Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arrestado un príncipe saudí por una supuesta agresión captada en vídeo

El rey ordena investigar el caso para demostrar que castigará cualquier transgresión de la ley

Imágenes de la agresión compartidas por el usuario de Twitter @GhanemAlmasarir.

Un príncipe saudí ha sido arrestado este jueves tras publicarse varios vídeos en los que supuestamente aparece agrediendo violentamente a un hombre o apuntando con un rifle a otro que tiene sangre en la cara. La Policía de Arabia Saudí ha informado de que el rey Salmán ordenó el arresto del príncipe, un día después de que las imágenes se volvieran virales en redes sociales con una etiqueta que significa "el príncipe comete abusos contra la ciudadanía".

En uno de los vídeos, el príncipe aparece golpeando a un hombre que está encogido en una silla y solo jura que no ha hecho nada. En otro, se ve a un conductor con sangre en la boca que escapa de su agresor, que mientras graba las imágenes lo insulta por haber aparcado junto a su casa. También se le atribuye un vídeo en el que se ven 18 botellas de whisky, a pesar de que en Arabia Saudí la venta y el consumo de alcohol están prohibidos.

La televisión estatal saudí dio a conocer que el rey ha ordenado una investigación contra el príncipe Saudi bin Abdulaziz bin Musaed bin Saud bin Abdulaziz y cualquier cómplice que aparezca en los vídeos. Según ha informado, el rey quiere demostrar que castigará "cualquier transgresión o violación cometida por una persona sin importar su estatus, condición o rango". Tras la emisión de la orden, se difundió un vídeo del príncipe, de camiseta negra y pantalones de gimnasia grises, esposado de pies y manos, escoltado por policías al entrar a un edificio.

Desde 2012, los escándalos en redes sociales han terminado con el despido de al menos cinco altos funcionarios, según la agencia Reuters. Sin embargo, es raro que los ataques en línea vayan contra un miembro de la casa de Saud, una familia con miles de miembros que fundó el Estado árabe hace 300 años.

Fuera del reino, se han dado casos de miembros de la realeza involucrados en diversos delitos. En 2010, un príncipe saudí fue declarado culpable de matar a un criado en un lujoso hotel de Londres, y en 2015 otro fue acusado de abuso sexual en Los Ángeles. El año pasado, en un caso inusual, Arabia Saudí ejecutó por primera vez en 40 años a un príncipe, condenado por asesinato.

Más información