Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los europeístas de Albania renuevan su mandato y consolidan su poder

El partido socialista del primer ministro, Edi Rama, logra un resultado mejor que en 2013

El primer ministro albanés, Edi Rama, vota, este domingo cerca de Tirana.
El primer ministro albanés, Edi Rama, vota, este domingo cerca de Tirana. AFP

El Partido Socialista de Albania se encamina hacia una mayoría parlamentaria tras las elecciones legislativas del domingo, según un recuento parcial, lo que concedería a la formación potestad para aprobar unas reformas económicas y judiciales esenciales para progresar en su adhesión a la UE.

Los socialistas, liderados por el primer ministro, Edi Rama, podrían aumentar su representación a 76 diputados, diez más que los logrados en los comicios de 2013, según los datos difundidos este lunes con algo menos de la mitad de los votos contados.

"Según todos los datos, estaremos en el asiento del conductor", afirmó Rama antes sus compañeros de partido poco después del cierre de los colegios electorales. El lunes por la mañana, el primer ministro describió la votación como "una obra maestra inacabada". Rama publicó un vídeo en su cuenta de Facebook con el mapa de Albania cubierto de rojo (color de socialistas) y el número "75+", indicando que su partido superará los 71 escaños necesarios para tener la mayoría absoluta.

El líder del Partido Democrático, Lulzim Basha, no ha realizado declaración alguna tras la publicación de unos datos que pronostican para su formación el 28 por ciento de los votos y 40 diputados.

El índice de participación fue del 44,9 por ciento, el más bajo en este siglo y la mitad que el de 1996.

La OSCE reconoce avances democráticos en Albania

La Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) afirmó este lunes que Albania "ha dado un paso significativo hacia la normalidad en su camino hacia la Unión Europea" como se ha visto en las legislativas del domingo, aunque mostró su decepción porque se "repitieron prácticas del pasado".

"Los partidos políticos compitieron en una campaña libre, las libertades fundamentales fueron respetadas, pero la administración electoral estuvo politizada y las acusaciones de compraventa de votos y las presiones hacia los electores redujeron la confianza de la opinión pública en el proceso", dijeron en rueda de prensa en Tirana los representantes de la OSCE. Unos 5.100 observadores, entre ellos 330 de la OSCE, han vigilado de cerca el proceso de los comicios.

El desarrollo pacífico de la jornada, un justo recuento de votos dentro de los plazos oficiales previstos y la aceptación por los líderes políticos del resultado final serían una novedad en la cultura política albanesa dominada por la agresividad y la conflictividad.

Más información