Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Seis de cada 10 indocumentados de EE UU viven en 20 ciudades del país

La mayoría de los ‘sin papeles’ reside en Nueva York y Los Ángeles, ciudades que han prometido desafiar la política migratoria de Trump

Washington / Madrid

La mayoría de los 11 millones de los inmigrantes indocumentados que residen en Estados Unidos viven en apenas 20 áreas metropolitanas del país, lideradas por Nueva York, Los Ángeles y Houston, según un informe publicado este jueves por el Pew Research Center. Las grandes ciudades de EE UU podrían verse directamente afectadas por la entrada en vigor de las políticas migratorias del presidente, Donald Trump, que ha amenazado con retirar fondos federales a los ayuntamientos que no colaboren con las autoridades de inmigración.

Un inmigrante indocumentado de México conversa con una voluntaria en San Diego.
Un inmigrante indocumentado de México conversa con una voluntaria en San Diego. AP

El análisis, basado en datos del Censo de población, revela que los ‘sin papeles’ están mucho más concentrados geográficamente en regiones específicas del país que el resto de la población. Casi siete millones de indocumentados, el 61% del total, viven en sólo 20 áreas metropolitanas. En contraste, en esas ciudades apenas vive el 36% de la población estadounidense. Los autores del estudio aseguran que el dato responde a la tendencia de los indocumentados a vivir donde ya residen otros inmigrantes.

“Suelen asentarse allí donde existen oportunidades de trabajo y una comunidad que les apoye”, explica uno de los responsables de la investigación, Jeffrey Passel. El demógrafo de Pew asegura que los patrones de asentamiento están determinados por la localización de quienes emigraron antes. El estudio ha revelado que el 65% de los inmigrantes legales también viven en estas mismas urbes. La tendencia se ha mantenido además en el tiempo: 19 de las 20 ciudades con más indocumentados lideraban esta misma clasificación en la década anterior.

'Sin papeles' en las 20 mayores áreas metropolitanas de EE UU

Cálculos sobre un total de 11.100.000 personas no autorizadas a vivir en el país.

(Fuente: Pew Research Center, con cálculos de la American Community Survey, 2014. Margen de error de más/menos 170.000 personas).

La mayor concentración de ‘sin papeles’ está en el área metropolitana de Nueva York, con 1,2 millones. Le sigue Los Ángeles con un millón, una de las cinco ciudades de California presentes en la clasificación de indocumentados: Riverside-San Bernardino, San Francisco, San Diego y San José. Otras tres se encuentran en el Estado de Texas, Houston, Dallas y Austin. Esta última cierra la lista con 100.000 inmigrantes irregulares.

Algunos de estos centros metropolitanos, como Los Ángeles y Nueva York, ya han declarado su rechazo a la política migratoria de Trump. La identificación de estas ciudades como “santuarios” para los indocumentados, ya que sus autoridades se niegan a denunciarles ante las agencias de inmigración, supone que se arriesgan a perder la financiación federal que reciben a menos que se acojan a la política del presidente.

Según Passel, la sensación de seguridad de los indocumentados en estas grandes ciudades no es un factor tan determinante como la oportunidad de encontrar un trabajo y estar rodeados de sus familias. “Se estima que la mitad de los adultos sin papeles tienen un hijo estadounidense y eso siempre influye en sus decisiones acerca de dónde van a vivir”, afirma el demógrafo.

El mapa de situación de los indocumentados en EE UU también desmonta la creencia de que su principal ocupación está en la agricultura. “Sus preferencias son los trabajos en el sector servicios y el de la construcción, y esos son los que tienden a abundar en zonas metropolitanas”, dice Passel. El demógrafo reconoce que los indocumentados representan una mayor proporción de los trabajadores agrícolas que en otros sectores, pero esos trabajos no son los que predominan en la economía estadounidense.

El demógrafo de Pew atribuye a los inmigrantes, incluidos los indocumentados, la labor de “revitalizar” numerosas ciudades estadounidenses en la década de los 90. Entonces, explica Passel, acompañados por una economía en plena expansión, emigraron desde California hasta otros Estados como Georgia o Carolina del Norte. “Desde entonces, los nuevos migrantes se establecen directamente allí”, afirma. Este fenómeno explica la explosión de población inmigrante, especialmente hispana, en regiones del Sureste de EE UU donde antes no habitaban

Los indocumentados representan el 3,5% de la población estadounidense, según datos de 2014 y a uno de cada cuatro extranjeros residentes en EE UU. Las ciudades con mayor proporción de sin papeles entre sus habitantes son Houston (37%), Dallas, (37%), Atlanta (33%), Phoenix (37%), Las Vegas (35%), Denver (37%) y Austin (34%).

Más información