Fillon exhibe a su esposa en un mitin tras el escándalo del dinero que recibió

El candidato conservador al Elíseo afirma ante miles de seguidores que jamás perdonará a quien le ha atacado

Golpeado en las encuestas y vapuleado en los medios y en las conversaciones en la calle, François Fillon intentó ayer reactivar su deteriorada campaña electoral como candidato favorito al Elíseo. En un mitin cuidadosamente preparado en París por su equipo de confianza, el líder conservador compareció ayer ante miles de sus seguidores acompañado de su mujer, Penelope Fillon, a la que contrató como asistente y percibió como tal medio millón de euros entre 1998 y 2013.

La difusión de esa información el pasado miércoles ha destrozado los planes de campaña de Fillon y, aunque previsto desde hace semanas para calentar la campaña de las presidenciales de primavera, el mitin celebrado en el complejo de La Villette se convirtió en un acto de respuesta a lo que el propio dirigente conservador considera “una acusación abyecta llena de calumnias”.

Más información
La esposa de Fillon cobró medio millón del Parlamento como ayudante de su marido
El apoyo a Fillon baja por los pagos oficiales a su esposa y dos hijos

“No tengo miedo a nada; tengo la piel curtida”, clamó entre los aplausos de los reunidos -15.000, según él mismo-, tras pedir que, quien lo desee, le ataque directamente pero deje en paz a su esposa, que también cobró otros 100.000 euros entre 2012 y 2013 como empleada en una revista de un amigo de Fillon. Un tribunal investiga si ambos empleos eran ficticios. “Quiero decir a Penelope que la amo y que jamás perdonaré a quienes han querido echarnos a los lobos”.

Fillon, además, ha dicho que también contrató como abogados a dos de sus hijos cuando era senador entre 2005 y 2007, pero en esa época ninguno de los dos había acabado la carrera.

Por la mañana, el semanario Journal de Dimanche había publicado que el líder conservador puede verse envuelto en otro escándalo investigado por la justicia y en el que ya hay cinco imputados. Se trata de un conocido reparto de fondos entre parlamentarios en la Cámara alta en esos años, pero la publicación desvela ahora en concreto que Fillon recibió siete cheques de fondos no muy claros por valor de 21.000 euros y supuestamente dedicados a pagar a asistentes.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Sobre la firma

Carlos Yárnoz

Es Defensor del Lector, llegó a EL PAÍS en 1983 y ha sido jefe de Política, subdirector o corresponsal en Bruselas y París. El periodismo y Europa son sus prioridades. Como es periodista, siempre ha defendido a los lectores. Ahora, oficialmente.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS