Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS CRÓNICAS
INTERNACIONALES

La visita del Papa a Fátima pone los precios de los hoteles por las nubes

Una habitación de 30 euros costará el 13 de mayo unos 800 euros

El papa Francisco.
El papa Francisco. EFE

El 13 de mayo se cumplirá un siglo desde que tres pastorcillos, Lucía, Francisco y Jacinta, vieron a “una señora más blanca que el sol” en una cueva de Fátima. Para recordar tal efeméride el papa Francisco visitará el Santuario levantado en aquel lugar portugués y que, de momento, parece que solo él tiene la presencia asegurada.

Cuatro meses antes de la visita papal, Fátima está en obras; los hoteles se renuevan y los que estaban a medio construir aceleran su inauguración para esas fechas. En la basílica se asfalta la explanada, se instala un circuito de videovigilancia y el Gobierno promulga un real decreto para aprobar obras urgentes en los accesos que llevan a Fátima, población a 120 kilómetros al norte de Lisboa.

Dormir en alguno de los hoteles un sábado de este mes cuesta unos 30 euros, pero quien quiera pernoctar el sábado 13 de mayo en un establecimiento del lugar tendrá que pagar en torno a los 800 euros, según publica Booking, la principal casa de reservas en Internet, la misma que ofrece esta semana habitaciones a 30 euros. En el caso de ir en grupo, una casa para cuatro personas a siete kilómetros del lugar cuesta más de 4.000 euros. El pasado año en la misma fecha de la visita papal, el precio medio de una habitación fue de 49 euros.

En las decenas de tiendas de recuerdos de Fátima, ya se venden artículos conmemorativos, como corazones blancos y, tal vez en alusión al Chanel 5 de Marilyn Monroe, el perfume 13, día de la primera de las seis apariciones que tuvieron los pastorcillos. Aparte de agua, el mundo del souvenir llega a vender latas con aire de Fátima.

El obispado de Leiria, responsable de la organización, espera la llegada de un millón de personas en la semana del 13 de mayo, pese a las restricciones de tráfico que se van a imponer y el refuerzo de la seguridad en los accesos y, sobre todo en la basílica, que hasta ahora no contaba con servicio de videovigilancia.

La basílica que recibirá al Papa comenzó a construirse en 1928, aunque no se terminó hasta 1953. En la actualidad hay docenas de hoteles tanto en la población como en los alrededores, que viven del llamado “turismo religioso”, principalmente en los aniversarios de las apariciones. El 70% de las pernoctaciones son de extranjeros. El pasado año se ocuparon un millón de camas y en este se espera un crecimiento hotelero del 40%.

Más información