El rompecabezas de los espías holandeses

Los servicios secretos holandeses han publicado un puzzle navideño para los ciudadanos. Se puede resolver hasta el 16 de enero

Getty

Desde el año 2011, los servicios secretos holandeses (AIVD, en sus siglas en neerlandés) proponen a la ciudadanía un rompecabezas parecido al de las revistas especializadas, pero con el mordiente adicional de haber sido preparado por sus descifradores de códigos. El primer intento atrajo a 27 personas. En 2015 ya fueron 1.600, y los espías oficiales esperan animar esta vez a muchos más aficionados, “y a todos los que quieran ejercitar el pensamiento lógico y sistemático”.

Uno de los acertijos de los servicios secretos.
Uno de los acertijos de los servicios secretos.

Con una fecha definitiva de entrega de respuestas fijada para el lunes 16 de enero de 2017, a las 23.59 horas, las 12 páginas del puzzle figuran en el sitio oficial del servicio y mezclan cálculos numéricos, juegos de palabras y listas que deben completarse. “Pero no es necesario ser matemático ni tener nociones de criptología (estudio de la escritura secreta); solo ser creativo y perseverante”, aseguran sus responsables. El ganador recibirá un trofeo el próximo febrero.

El acertijo empieza con un saludo cordial para animar a los jugadores y una primera pregunta, de un total de 26, aparentemente sencilla. Dice así: “¿Cómo debe concluir de forma adecuada la siguiente secuencia?:

"Inicio, Aster (flor), Toro, Inerte, Cena”.

Más adelante, imaginación y lógica se aúnan en cuestiones como estas otras: “¿Dónde encaja Holanda en las siguientes listas?:

A-Irlanda, Suecia, Reino Unido, Francia, Luxemburgo, Israel, Dinamarca, Noruega, Alemania.

B-Malta, Portugal, Luxemburgo, Bélgica, España, Italia, Polonia, Francia, Alemania”.

También hay una pregunta sobre el número de torres y anillos del universo de la Tierra Media, el continente ficticio de Tolkien, autor de El Señor de los Anillos. Con una sola versión holandesa, en las redes sociales circulan ya traducciones al inglés de los ejercicios donde priman los números y que pueden alentar a los más valientes. De todos modos, nadie ha conseguido resolver todavía el juego completo. Abierto a equipos de no más de cuatro personas, se pide que “no haya intercambio de ideas en foros públicos a medida que se avanza”, en nombre de la igualdad de oportunidades.

Para facilitar las cosas, el formulario para indicar las respuestas puede bajarse del portal de Internet de los servicios secretos, junto con el rompecabezas mismo. Se admiten consultas siempre que sea para aclarar dudas. Y para mantener viva la ilusión, hasta los que sumen un solo acierto recibirán al final todas las contestaciones adecuadas. Eso sí, los envíos fuera de fecha, no serán atendidos. Tampoco los que lleguen en un documento distinto al oficial.

Ademas de una tradición festiva, el puzzle es una forma de acercar a la ciudadanía a una agencia que cuenta con 1.600 empleados, y colabora con el Coordinador Nacional para la lucha Contra el Terrorismo, la Fiscalía General de Estado y el Departamento de Extranjería. Y que cuando tiene vacantes, recuerda, como el resto de sus colegas internacionales, que “su aportación a la sociedad repercutirá en la vida privada del candidato”. Por contra, el oficio de espía (holandés) “no necesita preparación previa". Aseguran: "Se aprende con nosotros”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS