El Ejército iraquí da un impulso a la ofensiva de Mosul y avanza en dos barrios

El mal tiempo y la resistencia del ISIS obligó a frenar la operación terrestre en las últimas semanas

Agencias

Las fuerzas iraquíes irrumpieron este jueves en dos nuevos barrios del este de la ciudad de Mosul, tras anunciar el comienzo de la segunda fase de la ofensiva para expulsar al grupo terrorista Estado Islámico (ISIS) de la urbe. A pesar de que los 5.000 milicianos que se estima tiene en la ciudad son muchos menos que los soldados regulares que tienen enfrente, el avance, iniciado hace más dos meses y medio, está siendo lento y difícil. Los yihadistas han sembrado el terreno de explosivos y se valen de suicidas para contraatacar de imprevisto.

El ejército iraquí en la ofensiva contra el EI, este jueves
El ejército iraquí en la ofensiva contra el EI, este juevesREUTERS

El comandante de la Policía Federal, el general Raed Yaudat, preció a la agencia Efe que las fuerzas gubernamentales entraron en los barrios de Sumer y Al Salam, en los que prosiguen "enfrentamientos violentos" con los yihadistas. Las tropas terrestres cuentan con el respaldo de la aviación iraquí, añadió.

El mando policial Informó de que en los choques que comenzaron a primera hora de la mañana han muerto hasta ahora cinco terroristas y que las fuerzas de la policía han destruido dos vehículos bomba y una fábrica de explosivos del ISIS.

Las autoridades iraquíes anunciaron este jueves el inicio de la segunda fase de la ofensiva para arrebatar al Estado Islámico su principal bastión urbano en Irak. En esta ciudad -la segunda en importancia del país- fue donde Abu Bakr al-Baddadi proclamó el califato del ISIS en junio de 2014 e inició una expansión militar por la región.

Los yihadistas estuvieron meses conquistando ciudades y villas de esa zona de Irak, en ocasiones sin resistencia de los militares iraquíes que, inferiores en número y armamento huían. El ISIS encontró resistencia de los peshmergas, los combatientes kurdos, cuando trataron de acercarse a Erbil, su capital.  

Tras meses de negociaciones entre las partes, el pasado 17 de octubre las fuerzas iraquíes y las kurdas dieron comienzo a una gran campaña militar contra los yihadistas en Mosul y toda la provincia de Nínive, de la que esa ciudad es capital. Al comienzo el avance fue muy intenso y los aliados lograron acercarse a Mosul, hasta penetrar en algunos de sus barrios por el lado este. 

El mal tiempo y la resistencia del ISIS obligó a frenar la ofensiva terrestre en las últimas semanas. En las operaciones participan más de 100.000 efectivos pertenecientes al Ejército iraquí, milicias chiíes y peshmerga kurdos. Las fuerzas iraquíes también cuentan con el apoyo aéreo de Estados Unidos.

Actualmente las tropas retienen el control de 46 barrios en la mitad oriental de Mosul, aunque todavía le restan varios distritos por retomar, así como toda la mitad occidental de la urbe. Supone una cuarte parte de Mosul, desconectada del mundo desde hace más de dos años. 

Desde el inicio de la ofensiva, 137.000 familias han sido desplazadas por la violencia en Nínive, según anunció este miércoles el Gobierno iraquí. Las organizaciones humanitarias esperan que, una vez que sea liberada de todo la ciudad, haya un desplazamiento de civiles que supere el millón de personas. 

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50