Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Geopolítica del trumpismo

Donald Trump ha conseguido su objetivo, pero ha dejado el mundo sembrado de enemistades. El populismo vive y triunfa con el miedo y el odio, aun a riesgo de que el miedo y el odio que siembra terminen volviéndose en su contra. Sumemos la lista de humillados y ofendidos: la entera población latinoamericana, con la mexicana a la cabeza, merecedora de un muro infamante que les separe de Estados Unidos; el mundo árabe y musulmán, todo entero sospechoso de terrorismo; China, ladrona de puestos de trabajo; los países de vecindario más inseguro y peligroso, como las repúblicas bálticas, Polonia, Ucrania, Japón o Corea del Sur, aprovechados del paraguas nuclear de Washington. Total: más de la mitad de la población del planeta.

Esta será la base de popularidad con que contará cuando empiece a mandar los primeros mensajes al mundo. El primer ministro japonés, Shinzo Abe, derechista él mismo y normalmente en sintonía fina con las Administraciones estadounidenses de todos los colores, ha sido el primero en llamar de urgencia a la puerta del presidente electo. Le verá el 27 de noviembre, con evidente interés en dejar sentir sus opiniones antes de que cristalicen en el nuevo equipo y la nueva política. La presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, todavía más apremiada por las amenazas de Corea del Norte, ha conseguido hablar ya con el magnate y obtener garantías verbales de que no dejará a su país en el ­desamparo. quiere revertir la imagen de Estados Unidos construida por Barack Obama.

Los discursos de Ankara, El Cairo, Adis Abeba, la simpatía de las poblaciones de tez oscura, hasta hace poco colonizadas y explotadas, esclavizadas incluso, por los hombres blancos, serán un paréntesis en la historia de Estados Unidos. Para el antiguo Tercer Mundo entero, tentado por el nuevo americanismo liberal y de izquierdas que representaba Obama, significa el retorno al estereotipo de la memoria colonial, en el que Estados Unidos se identifica con un tipo blanco, rubio, alto, racista y arrogante.

Todavía sin encuestas internacionales que lo midan, el aprendiz de presidente es un excelente candidato a las peores cotas de popularidad global de la historia. Cuidado, a excepción de los votantes de las derechas extremas y extremas derechas, europeas principalmente, desde los partidarios del Brexit hasta el Frente Nacional de Marine Le Pen, el Partido de la Libertad holandés de Geert Wilders, el Fidesz de Viktor Orbán, o Pegida (Patriotas contra la Islamización de Europa) y Alternative für Deustchland en Alemania.


Su política internacional es de momento lo más semejante al vacío. Las ideas que se le conocen, insultos y ofensas aparte, son muy elementales. Es aislacionista: America First. Se aproximará a los problemas del mundo en función estrictamente de los intereses de EE UU. Si no se apea de estos propósitos tiene en su mano deshacer 75 años de compromiso estadounidense con el mundo, desde que Franklin Delano Roosevelt decidió en diciembre de 1941 intervenir en el continente europeo para evitar que Hitler se convirtiera en el emperador de Europa.

Trump representa, solo por sus declaraciones, la política del descompromiso y de la irresponsabilidad ante el devenir del planeta. Washington quiere lavarse las manos de la gobernanza y la estabilidad mundiales como Londres se lava las manos del futuro de Europa, y ambos lo quieren hacer precisamente durante la mayor crisis de gobernanza que sufren el planeta y Europa. Exactamente lo contrario de lo que hicieron desde Roosevelt hasta Churchill, Kennedy y Brandt, Reagan y Gorbachov. Toda una promesa de incertidumbre, inestabilidad e incluso inseguridad que hace irreconocible al presidente de EE UU en el tópico del líder del mundo libre. Ya no lo será a partir de ahora si aplica estas ideas.

El aislacionismo de Trump es compatible con el belicismo, cosa realmente rara en la historia estadounidense. Quiere replegarse, deshacer alianzas como la OTAN, defender solo el propio interés, pero a la vez aumentar el gasto de defensa. La superpotencia encastillada en su casa, protegida de la llegada de los alienígenas y con fuertes barreras arancelarias y de todo tipo para las mercancías extranjeras, quiere destruir los monstruos lejanos, como el Estado Islámico, y que se la respete y se la tema, y por eso amenaza con utilizar sus armas más devastadoras, las nucleares, contra el enemigo que ose desafiarlo.

Ese extraño aislacionismo belicista se acompaña además de unilateralismo. Ya hemos visto en qué concepto tiene Donald Trump a las reglas de juego. Vale si gano y las impugno si pierdo. Para la escena internacional ni siquiera le convienen unas reglas de juego: la superpotencia bajo su mando será la única regla que permitirá algún juego a quienes acepten su papel. Se presenta oscuro el futuro de las instituciones y organismos internacionales, los tratados y acuerdos, sobre energía nuclear, desarme, derechos humanos o cambio climático. Trump quiere dar una vuelta de tuerca más a la aproximación de George W. Bush y los neocons al mundo después del 11-S, profundamente unilateralista y hostil a las instituciones internacionales.

Una política exterior por definir, trazada sobre estas características, es una apelación a subasta. Todos los países con contenciosos y rivalidades intentarán convertir la construcción de esa nueva política en su negocio. En India hay tantas esperanzas en un Trump islamófobo como temores en el vecino y enemigo Pakistán. Rusia quiere que le levanten las sanciones por la invasión de Ucrania y la anexión de Crimea y le reconozcan su soberanía sobre la península. En Israel se levantan voces que reclaman el fin del proceso de paz, el reconocimiento de las colonias de Cisjordania y la capitalidad de Jerusalén. Hay dirigentes saudíes e israelíes que también aspiran a una ruptura del acuerdo nuclear con Irán.

Los autócratas están de enhorabuena. No lo esconden. Les gusta Trump. Tienen esperanzas en el nuevo presidente de Estados Unidos. Veremos luego si éste satisface sus expectativas, pero de momento cada uno de ellos echa sus cuentas y avanza sus peones para sacar provecho del nuevo reparto de cartas. Nada aprecian tanto como una presidencia que se desentienda del mundo, sobre todo en lo que se refiere a libertades individuales y políticas, Estado de derecho y limpieza electoral. Hillary Clinton era la garantía de lo contrario, de un EE UU vigilante e incordiante. Los presidentes vitalicios que tanto proliferan en África o los que repiten más de dos veces, pucherazo tras pucherazo tras saltarse la Constitución, dormirán más tranquilos sin ella en la Casa Blanca.

A la vista de las últimas revelaciones sobre la intervención de los servicios secretos rusos en la campaña electoral estadounidense, el hecho geopolítico más relevante de este cambio de época que acabamos de presenciar puede formularse en dos sencillas preguntas. ¿Conseguirá Putin algún tipo de revancha por la victoria occidental en la Guerra Fría? ¿Revertirá la presidencia de Trump la mayor catástrofe geopolítica del siglo XX que fue según el presidente ruso la caída de la Unión Soviética? Los europeos debiéramos estar especialmente atentos a las nuevas relaciones ruso-estadounidenses.

Comentarios

¡Todo cae por su propio peso, la borrachera de la izquierda norteamericana dejó la cabeza de Obama en bandeja de plata! No podía ser pa’ menos, el hombre desmantelo a los demócratas y su partidismos ideológico abrió nuevas fronteras de conciencia política. ¡Y Bang! Ganó Donald Trump y resulta que ahora que los EEUU promete levantar su economía mirándose el ombligo a beneficio de su propia gente, y expandirse como imperio, pavo real de derecha por el mundo de aliados, es ahora enemigo número uno de la izquierda europea y norteamericana. Más claro no lo puede decir Lluís: “Trump representa, solo por sus declaraciones, la política del descompromiso y de la irresponsabilidad ante el devenir del planeta. Washington quiere lavarse las manos de la gobernanza y la estabilidad mundiales como Londres se lava las manos del futuro de Europa, y ambos lo quieren hacer precisamente durante la mayor crisis de gobernanza que sufren el planeta y Europa.” ¡Meh!¿Qué culpa tiene Trump de que Obama deje la tremenda crema en el medio oriente y de que Londres deje el espacio sin fronteras de Merkel inundado Europa de islamos? Otra joyita de Lluís: “Tercer Mundo entero, tentado por el nuevo americanismo liberal y de izquierdas que representaba Obama”… Diablos! Tomó ocho años para que Lluís confirmara de frentón la demagogia y odioso liberalismo ideológico de izquierda Obama que desparramó un rio de sangre por el mundo entero. Lluís se olvida de que la victoria del “white man”, como él racistamente le llama, es un CONSENSO nacional del norteamericano contra el deplorable legado-económico de Obama y continuidad que Hillary Clinton buscaba capturar para el país. La política de los EEUU es solo de ELLOS y no de la comunidad internacional….! No obstante, la política internacional, incluyendo Putin, e incluso Irán que llamo a Trump “un mercader” ofrezca una mejor relación internacional con Trump… Lloren, lloren todo lo que quieran como así lamentamos nosotros a Obama hace ocho años.
La elección de Trump es una clara reacción del pueblo americano a la situación de decadencia, social y como país, de Estados Unidos. La américa que ha elegido a Trump, o sea al Partido Republicano, acepto con resignación y espíritu democrático que alguien perteneciente a una minoría cultural, negro y de padre musulmán, Barack Obama fuera nombrado el presidente de los Estados Unidos, parece ser que ahora la minorías raciales y culturales que le dieron la victoria a Obama no tienen el mismo espíritu democrático. “Todo aquello que es en exceso acaba cansando”. El pueblo americano ha tenido que soportar muchos excesos y ahora se revela. Que unos niños griten en el colegio “Construye el muro”, evidentemente tiene una causa, la violencia que generan algunos grupos de inmigrantes, y que muchos niños americanos sufren y tienen que soportar.Otro exceso, es la amenaza y el chantaje del terrorismo islamista. ¿Por qué una sociedad libre como la americana tiene que vivir en una ambiente de terror, soportando altos niveles de seguridad? La globalización económica, que se ha producido en gran medida gracias a la inversión americána y a que se permitiera el traspaso de tecnología, provocando cosas como la deslocalización, destrucción de empleo, y que muchos americanos tengan empleos de peor calidad. O el hecho de que haya empresas que forman profesionales de alta cualificación extranjeros en su país de origen para que luego vayan a trabajar a los Estados Unidos, todo ello porque les sale más barato, lógicamente privando a ciudadanos americanos de acceder a dicha formación y empleos. Claros excesos que la sociedad americana no desea seguir soportando. Las alianzas militares como la NATO, requieren reciprocidad. En el tema militar, la UE ha sido muchas veces desleal con los Estados Unidos, no es de extrañar por tanto que haya sectores de la sociedad americana que consideren que se debe revisar el Tratado de la Alianza Atlántica.
GOOOOOOOLLLLLLL Gracias, Jordi... No quería ser yo quien dijera que Bassets está desnudo. Atacó a Bush por lo mismo que hizo Obama, pero a Obama le besó las botas. Le permitió sin decir nada que bombardeara, masacrara y acobardara y causara un desastre ordenes de magnitud a lo peor de Bush. Ahora se lanza contra Trump A SABIENDAS que Trump no es político, que nunca había puesto un pie en la Casa Blanca, y que no sabe nada de él. Le envidia el dinero, lo acusa de ser racista sin conocer al hombre, de xenofobo, de misoginista, en fin hasta de pegarle a los niños y asustar a los perros. Pero nada de eso so encabrita más que Trump abandona a los arrogantes e insultantes europeos ignorantes que todavía hablan de "legislaturas" en América. Esta mañana, Trump habló de sus recortes a la Nato (estuvo a punto de abandonarla por impago y estupidez abyecta en destruir sus ejercitos.) Dijo que el nivel de apoyo sera medido al apoyo europeo. Que cerrará bases militares en Alemabia, y probablemente en España. Al mismo tiempo es el fin de la presencia en Turquía. Habló de Rusia en sentido que es asunto de Europa negociar con Putin su futuro. En una frase, dijo que el negocio de América es velar por América y que cada país se valga por si mismo. Señor Bassets, usted ha mantenido que USA es el mal del mundo. Bienvenido a su pesadilla, USA SE VA DE EUROPA. A buscarse sus euritos para pagarse la defensa. Sugiero que España comience negociaciones con Rusia por las bases. A ver si Putin paga lo mismo que Usa. ¿Qué trae el futuro para los creyentes en la religión marxista? Colorín colorado, señor Bassets, su cuento ha terminado, y por goleada. Trump se está desquitando cada uno de los insultos de los inflados presumidos izquierdistas. Ahora los hará comer tierra... Ahora bien, Gran Bretaña es otra cosa. Ayer estuvo Farage en Trump Tower en NY. Muy amigos que son, y Farage ayudó, no se deshizo en insultos. Para España preveo otros 8 años más en el desierto, i todo por sus tendencias suicidas de bocazas coco huecos. Salud a todos los que lloran. Tomad consuelo en que serán mínimo 8 años de lamentos.
Bueno, el ciego es ciego porque no ve. No se le puede culpar por ser ciego. Mi pensamiento es que un ciego guiando ciegos no promete mucho. En América, los ciegos encontraron un tuerto, y la diferencia es enorme. Basta ver el mercado volando, el país entero preparando el cambio y los izquierdista derrotados llorando en las calles. Trump ganó y el resto no importa. Que la EU chille, insulte, y haga zapatetas es problema de Europa, no de Usa. Ahora preparan el cierre de las bases en España y Alemania, y especialmente Turquía. Siria es problema ajeno. Afganistán es problema de los afganos. La Nato está basicamente sola, y el Reino Unido en primer puesto en la cola despues del Brexit. Los insultos sobran, pero no son olvidados. 8 años más en el desierto, y esta vez sin sentarse ante la bandera. USA estará allí en 8 años, ¿estará El País?
Y ahora, REVOLUCIÓN en la izquierda estalibista de Usa. Los representantes demócratas han suspendido la votación para la elección de jefe de partido. Los representantes se rehúsan a reelegir a Nancy Pelosi por considerarla incompetente y demasiado vieja (79 años). La votación tendrá lugar después de Thanksgivings en diciembre. Otra queja de los representantes de izquierda es la casi total derrota eleccionari sufrida en las pasadas elecciones. Los demócratas se ven reducidos al control de 5 estados en Usa con gobernador y legislativas con mayoría demócrata, y lo que es peor son los 5 estados más pequeños en la nación. En grupo, los demócratas han perdido 900 asientos legislativos. Los republicanos ahora controlan 34 ggobiernos estatales, y mantienen control del Senado y Casa de Representantes federales. Con la victoria de el presidente electo Trump, sumada al control legislativo, los republicanos proceden al desmantelamiento de la herencia de Obama, de acuerdo al repudio total expresado por los votantes Americanos. Poco a poco la nación regresa a su cause anterior con la expulsión de extranjeros criminales e ilegales, la construcción de la barrera en la frontera sur, para la cual los fondos fueron asignados durante la presidencia de George Bush. El gabinete de gobierno del presidente Trump está ya casi completo. No se sabe quién sera Secretario de Estado, hay dos finalistas, Rudy Giulliani, ex alcalde de NY, y John Bolton, ex embajador en la ONU. Tanto Giulliani como Bolton se consideran opuestos a la permanencia de América en la ONU y en la OTAN. Los dos son fervientes anticomunistas, y Giulliani ha asesorado gobiernos Hispanoamericanos en materias de seguridad interna y policíacas. Se previene el abandono de la apertura a Cuba y el incremento de presión sobre gobiernos abusivos al respeto de los derechos humanos. Los dos candidatos han hablado públicamente sobre la necesidad de cerrar fronteras a la entrada ilegal de extranjeros y la supresión de importación de personas desconocidas procedentes de países que demuestran enemistad a USA.
En Grecia hoy: “Debemos ser vigilantes ante el aumento de una especie vulgar de nacionalismo o identidad étnica o tribalismo que se construye alrededor de un nosotros y de un ellos”, dijo Obama. Esta construcción semántica de un “nosotros” vs un “ellos”, es una noción Marxista, y por supuesto que Tizipra recibe muy bien esta idea, después de todo, Tizipra arrojo a Grecia a limosnear más euros/dólares para mantener a tanto parasito y zánganos que pechan la teta de los que trabajan. Y Obama, con dolor de culo con el triunfo populista, “vulgar” de los “deplorables” de la señora ladrona, se va un país socialista que le entiende sus atrofiadas ideas, porque aquí en los EEUU 60Millones, que una vez le dieron el voto, ahora le dieron mostraron el poto-desnudo…. Junto con la señora ladrona! Meh! No los conoceré yo!
Inoportuna reunión de los Ministros de Exteriores de la UE para hablar sobre la victoria de Trump, dos de las principales potencias europeas, y mundiales, Reino Unido y Francia, no consideraron importante acudir a la reunión.
Y para rematar, el EUR en caída libre frente al dólar. 1 EUR = 1.0707 USD Y eso que Trump sigue en su Torre Dorada en NY, NY. Marca el curso a seguir, claro y abierto dice: "Que cada palo aguante su vela. Los tiempos de tomarnos por tontos han pasado." De 1945 a 2016 hay 71 años. Si Europa no se puede defender es porque ya se rindió. La Urss no existe, y es hora de irse a casita. A los que solo saben criticar a USA, y bien sabemos quienes son, les canto: "Calabaza, calabaza,cada quien para su casa" A ver, señora, séquese las lagrimas y dígame lo malo que es Trump, lo patán, y lo buenaza que es la triunfadora señora Clinton. Ah, "y de pasadita" me cuenta del hundimiento y resquebrajamiento del Imperio. Como cantaban los dominicanos: "A desalambrar que somos libres." Da gusto pensar en una América libre y unida, sin tener que alimentar a tanto gorrón. Como sigan insultando repetirá el 2003. ¿Recuerdan? Fue cuando Francia traicionó una vez más a USA en la Segunda Guerra del Golfo y los ciudadanos de USA se ofendieron tanto que decidieron no comprar quesos y vinos franceses. Antes de una semana, Chiraq salió en TV pidiendo que no se desquitaran contra los productores franceses, pero igual el daño fue de 4 billones de dólares. Ayer Sarkozy salió pidiendo que la EU gravara el 3% a los productos Americanos. El brillante enano no recuerda nada y no aprende nada. ¿Cuánto dejan Morón y Rota por año? ¿Cuánto dinero inyectan a la economía? Y Usa sin "sanidad" por ser atrasada. Señores, el dinero de la "sanidad" nos lo REGALÓ USA a todos los europeos y más. Cuando el rey de Francia, Charles André Joseph Marie de Gaulle, echó a los soldados Americanos del suelo francés en febrero de 1966 con las famosas palabras "Todo soldado Americano debe abandonar el suelo francés", Dean Rusk, Secretario de Estado de USA le preguntó: "¿Están incluidos en esa orden los 60.000 que están enterrados en Francia?" Es que estos Americanos son una peste...