Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La falta de seguridad mantiene bloqueados los convoyes de ayuda a Siria en la frontera

El repliegue de la ruta Castello de las fuerzas del régimen, clave para el transporte de la comida

Dos niños sirios beben de un pozo en la ciudad de Arbin, a las afueras de Damasco.
Dos niños sirios beben de un pozo en la ciudad de Arbin, a las afueras de Damasco. AFP

Una veintena de camiones de Naciones Unidas (ONU) con alimentos para que coman unas 40.000 personas durante un mes aguarda en la frontera entre Turquía y Siria dos días después de iniciado el cese de las hostilidades pactado por Rusia y Estados Unidos. El convoy, una vez reciba el permiso de entrada en territorio sirio, prevé repartir la ayuda en la provincia de Alepo, una de las más devastadas tras más de cinco años de guerra. El acuerdo alcanzado entre Moscú y Washington pretendía, entre otras cosas, que miles de sirios sitiados por el conflicto accedieran a la asistencia de las agencias humanitarias de la ONU.

La ciudad de Alepo, capital de la provincia del mismo nombre, es una de las prioridades de este primer reparto tras la tregua. Algunos barrios del este de la localidad, con unas 250.000 personas aún residiendo, han sufrido la ofensiva continuada del régimen durante los últimos dos meses. Según un portavoz de la oficina humanitaria de la ONU (OCHA) en Gaziantep, en el sureste de Turquía, citado por la agencia de noticias AFP, los camiones se encuentran aún en la frontera por motivos de seguridad.

Una fuente de seguridad siria ha informado a la misma agencia que están aún a la espera de que fuerzas del régimen de Bachar el Asad se retiren de la ruta Castello, vía clave para el acceso desde la frontera turca al centro de Alepo. "Lo principal en este momento es asegurarnos de que todas las partes en el conflicto están en el mismo punto...El ambiente es muy complicado y necesitamos garantías de seguridad", ha manifestado el portavoz de OCHA David Swanson.

La agencia de noticias rusa Ria Novosti ha informado que, según los datos del Ejército ruso, apoyo fundamental a Damasco, las fuerzas del régimen se retirarán de Castello a primera hora de la mañana de este jueves, al tiempo que lo hagan las milicias rebeldes. La Cruz Roja turca, según recoge la cadena Al Yazira, también tiene listo un cargamento de ayuda en Cilvegozu, en la provincia de Hatay, para cruzar a territorio sirio cuando tenga luz verde de la ONU