OBITUARIO

Fallece Walter Scheel, un liberal para acercar a las dos Alemanias

El político puso en práctica las bases de la 'Ostpolitik' con el bloque comunista

En la noche del 28 de septiembre de 1969, Willy Brandt, el candidato a canciller del Partido Socialdemócrata Alemán (SPD), después de analizar los resultados de las elecciones tomó una decisión que lo convertiría en el jefe del nuevo Gobierno, a pesar de que su partido había obtenido un 42,7% de los votos, 3,5 puntos menos que su rival democratacristiano, Kurt Kiessinger.

Brandt cogió el teléfono y llamó a Walter Scheel, entonces presidente del pequeño Partido Liberal (FDP), que había obtenido un pobre 5,7% y le ofreció formar una coalición. La respuesta afirmativa del político liberal marcó un nuevo y trascendental capítulo en la historia política de la nueva república, que hizo posible, 21 años después, la histórica reunificación del país.

Brandt, que ya había diseñado los principios de su Ostpolitik para descongelar la relación con el bloque comunista, cuando ocupó el cargo de ministro de Asuntos Exteriores en el primer Gobierno de gran coalición, dejó en manos de Scheel la tarea de llevarlos a la práctica. El político liberal, que murió el pasado jueves a la edad de 97 años, en su calidad de ministro de Exteriores participó activamente en las negociaciones del acuerdo con Moscú, firmado en 1970 y condicionó los futuros acuerdos con Varsovia, Berlín Este y Praga de 1972, a la renuncia del uso de la fuerza contra Berlin Occidental, un acuerdo que hizo posible el establecimiento de relaciones diplomáticas entre la República Federal de Alemania y la República Democrática Alemana.

El momento culminante de la carrera diplomática de Scheel llegó en 1973 cuando las dos Alemanias fueron admitidas como miembros de Naciones Unidas. En su primer discurso ante la Asamblea General, Scheel tuvo la audacia de mencionar la visión de las dos Alemanias unidas, hecho que se concretaría el 3 de octubre de 1990.

"Willy Brandt solo fue capaz de cambiar al país, porque con Walter Scheel tenía un compañero idóneo", dijo el actual ministro germano de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, al recordar el exitoso trabajo de ambos, que mejoró la convivencia entre Occidente y el bloque comunista en plena guerra fría. "Walter Scheel implementó la política exterior de nuestro país en tiempos difíciles y logró avances históricos de la política de la distensión, que llevaron a la reunificación alemana y a superar la división de Europa", insistió Steinmeier.

Walter Scheel fue elegido presidente de la RFA en 1974 con los votos liberales y socialdemócratas. En su calidad de presidente, un cargo representativo pero con una fuerte carga moral, que ejerció hasta 1979, Scheel se convirtió en una figura popular y querida.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS