Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un ataque a la Universidad Americana en Kabul concluye con 12 muertos

Siete de las víctimas mortales son estudiantes. Fue perpetrado por un suicida acompañado por otros dos asaltantes que fueron abatidos por la policía

Un policía con un lanzagranadas junto al campus, anoche. R. GUL AP ATLAS

Tres hombres armados atacaron este miércoles la Universidad Americana de Afganistán (AUAF, en sus siglas inglesas), en Kabul. El atentado concluyó con la muerte de doce personas (siete estudiantes, tres policías y dos guardias de seguridad) además de los tres asaltantes, informó este jueves la policía, citada por la agencia Reuters. Hay además casi medio centenar de heridos.

'Siete estudiantes murieron y otros 35 resultaron heridos en el ataque', declaró a Efe el jefe de Policía de Kabul, Abdul Rahman Rahimi, al confirmar que el ataque fue perpetrado por un suicida acompañado por otros dos asaltantes que fueron abatidos por la Policía.

Hacia las siete de la tarde del miércoles se oyó una explosión y disparos dentro del recinto. Decenas de alumnos, profesores y otro personal quedaron en el interior, según testimonios de estudiantes y funcionarios citados por los medios locales. Las fuerzas especiales afganas, con ayuda de asesores militares estadounidenses, acordonaron la zona y trataron de hacerse con el control del recinto.

De acuerdo con el relato de la cadena de televisión privada ToloNews. varios hombres armados lograron forzar la entrada al vigilado recinto tras abrir un agujero con explosivos en el muro que lo rodea. Fue esa la explosión que se oyó en los alrededores. Según un alumno que logró escapar, numerosas personas quedaron atrapadas dentro del edificio principal.

“#AUAF atacada. Mis amigos y yo [logramos] escapar, [pero] varios más de mis amigos y profesores están atrapados dentro”, tuiteba Ahmad Mukhtar apenas media hora más tarde.

Ahmad Mukhtar (periodista de CBS): "La Universidad Americana de Kabul está siendo atacada. He escapado y dentro hay varios de mis amigos y profesores atrapados"

Cinco personas han sido trasladadas al hospital que opera la ONG Emergency en el país.

Los tuits enviados desde el interior eran más dramáticos. Pedían ayuda y que se rezara por ellos. También que no se revelara su localización o su número. Algunos parecían haber logrado esconderse en habitación segura. “Si pasa algo, quiero a mi familia”, acababan varios de ellos.

Alguno de esos mensajes atribuía el asalto a los talibanes, pero ningún grupo se ha responsabilizado del mismo hasta ahora.

Unos 1.700 alumnos se encuentra matriculados en la AUAF, que abrió sus puertas en 2006 con el objetivo de “educar a los futuros líderes” de Afganistán, según aparece en su página web. El centro se declara “la única universidad privada, sin ánimo de lucro, no partidaria y mixta” del país, una república islámica donde aún prevalece la segregación social de hombres y mujeres. Muchos de los esetudiantes son adultos que continúan su educación a tiempo parcial.

El campus está cerca del Parlamento y casi tan protegido como este. Detrás de un alto muro en el bulevar de Darulaman, sus edificios no son visibles desde el exterior, lo que hacía que alumnos y profesores se sintieran seguros dentro del recinto. De todas formas, el ambiente era sombrío desde principios de este mes cuando dos profesores, uno estadounidense y otro australiano, fueron secuestrados en sus proximidades. El centro cerró durante tres días, pero había vuelto a reabrir. El Ministerio del Interior dijo entonces que 70 policías protegerían permanentemente la sede.

Tanto los edificios oficiales como las sedes de organizaciones extranjeras son objetivo habitual de los insurgentes talibanes. Pero durante el último mes, el Estado Islámico se ha responsabilizado de al menos dos atentados en Kabul. El 23 de julio, milicianos de ese grupo terrorista se atribuyeron un ataque suicida que causó 80 muertos. Diez días más tarde, un camión bomba con su firma estalló frente a una casa de huéspedes utilizada por extranjeros y mató al policía que la custodiaba.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información