Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hong Kong rinde homenaje a las víctimas de Tiananmen

Es el único lugar de China en el que se permite conmemorar el aniversario de la matanza de 1989

Decenas de miles de ciudadanos rinden tributo a los muertos en Tiananmen, en la plaza de la Victoria de Hong Kong.
Decenas de miles de ciudadanos rinden tributo a los muertos en Tiananmen, en la plaza de la Victoria de Hong Kong. AP

En pie y con una pronunciada reverencia, decenas de miles de personas han rendido este sábado homenaje en Hong Kong a las víctimas de la masacre de Tiananmen. En la tradicional vigilia que cada 4 de junio se celebra en Victoria Park, los allí congregados han rememorado vela en mano una tragedia que se cobró la vida de cientos, si no miles, de manifestantes hace ya 27 años.

“Vi todo lo que sucedió por televisión y me sentí muy mal al ver que era nuestro gobierno el que hacía aquello. Desde entonces vengo aquí año tras año”, manifestó una emocionada Karry Lee, de 40 años, en el acto convocado por la Alianza en Apoyo de los Movimientos Patrióticos y Democráticos en China.

Para los organizadores, el principal reto consiste en luchar por la democracia en China y ayudar a mantener viva una historia que las autoridades de Pekín se empeñan en ocultar a sus ciudadanos. Unos objetivos que no comparte la combativa Federación de Estudiantes de Hong Kong (HKFS) y que le han llevado a desmarcarse del evento y no participar en él por primera vez en casi 30 años.

Lee Cheuk-yan, secretario de la Alianza, lamentó la decisión de la federación al tiempo que afirmaba que “la lucha por la democracia en Hong Kong y en China es la misma”. El sentimiento de “identidad” que muchos jóvenes tienen “no debería ser una barrera a la hora de trabajar juntos y luchar contra el autoritarismo”, añadió.

Sin embargo, para estos grupos universitarios, la vigilia ya no tiene relación con las verdaderas aspiraciones de los hongkoneses. Althea Suen, presidenta de uno de los sindicatos universitarios más poderosos de la ciudad, declaró que “nuestra generación quiere poner énfasis en luchar por la democracia en Hong Kong. La lucha por la democracia en la China continental no es nuestra responsabilidad”.

Como ella, buena parte de las generaciones más jóvenes aboga por una mayor autonomía, y algunos grupos localistas incluso por la independencia del resto de China. Para ellos, el futuro de Hong Kong es lo que importa, y ese ha sido precisamente el eje central de los fórum que estos grupos estudiantiles han organizado hoy como actos paralelos a la vigilia.

“Creo que cada persona tiene su propia manera de mostrar preocupación sobre este asunto y de conmemorarlo como quiera, no hay una única forma”, ha declarado a este diario Portia, estudiante de psicología de 18 años, haciendo referencia a los eventos alternativos que se habían organizado.

Sin embargo, Lau, de 52 años, que ha acudido acompañado de su hija de 11 años, manifestaba su descontento con la decisión de los universitarios. “Se equivocan y deberían estar aquí. Los que vimos lo que pasó, cómo el Ejército asesinaba a aquellos estudiantes en 1989, no podemos olvidarlo. Por eso traigo a mi hija aquí, para que vea cuánta gente se congrega por un objetivo común, y porque ahora ya es capaz de entender la magnitud de la tragedia y juzgar lo que está bien y lo que está mal”.

Hong Kong es el único lugar de China en el que se permite conmemorar el aniversario gracias al “un país dos sistemas” que rige en este territorio tras su vuelta bajo soberanía china en 1997. Mientras hoy esta urbe recordaba a las víctimas, en la China continental reinaba el silencio impuesto por unas autoridades que en los últimos días han detenido y puesto bajo vigilancia a numerosos activistas.