Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Corea del Norte dice que solo usará armas nucleares si es atacada

El discurso de Kim Jong-un al Congreso del Partido de los Trabajadores llega tras meses de tensiones y sucesivas pruebas armamentísticas

Imagen del Congreso del partido de los trabajadores celebrado en Pyongyang, ofrecida por la cadena estatal KRT. / Reuters-Quality

Corea del Norte asegura que solo utilizará sus armas nucleares si es atacada primero por una potencia atómica. Así lo ha declarado el líder del país, Kim Jong-un, en el Congreso del Partido de los Trabajadores, el partido del régimen, que se celebra estos días por primera vez desde 1980. Kim también aseguró que el país respetará la no proliferación y expresó su disposición a mejorar las relaciones con otros países hostiles.

No es la primera vez que Pyongyang, que en 2003 se retiró del Tratado de No Proliferación, se expresa en estos términos. Pero el aparente ramo de olivo resulta significativo después de meses de tensión, una prueba nuclear en enero pasado, varias pruebas de misiles de distinto alcance y una retórica agresiva que ha amenazado con atacar la sede de gobierno en Seúl o reducir Nueva York a cenizas.

“Como un Estado nuclear responsable, nuestra república no utilizará armas nucleares a menos que su soberanía se vea constreñida por alguna fuerza hostil con armas nucleares”, afirmó el dirigente norcoreano en su informe de trabajo al Congreso, pronunciado el sábado a puerta cerrada y difundido este domingo por los medios oficiales. Corea del Norte “cumplirá fielmente sus obligaciones de no proliferación y buscará la desnuclearización global”, agregó.

Según Kim Jong-un, el Gobierno norcoreano “mejorará y normalizará las relaciones con esos países que respeten la soberanía de la República Popular Democrática de Corea [el nombre oficial de Corea del Norte] y se le muestren amigos, aunque hayan sido hostiles en el pasado”.

La declaración no apunta, no obstante, a una renuncia de Pyongyang a su programa nuclear o de misiles balísticos. Al inicio de la reunión de 3.400 delegados el viernes pasado, Kim ya había defendido entusiásticamente este programa nuclear norcoreano, uno de los grandes ejes de la política del país. Corea del Sur asegura que su vecino del norte prepara una nueva prueba nuclear de manera inminente. Y las sucesivas pruebas de misiles de los últimos meses apuntan a una mejora, lenta pero progresiva, de su tecnología balística.

Nuevo plan quinquenal

Bajo el mandato del líder norcoreano de 33 años Corea del Norte ha adoptado una política de desarrollo paralelo (byong-jin) del programa nuclear y de la economía. Una política que parece haberse consagrado en el congreso con la introducción de un nuevo plan quinquenal, que según informa el diario oficial Rodong Sinmun, quiere aumentar la producción industrial y agrícola.

Aunque no se han divulgado objetivos concretos o cifras exactas, el plan apunta al desarrollo del sector energético para una mayor producción de electricidad, una de las grandes carencias del país.

El congreso se desarrolla a puerta cerrada y en medio de un importante secretismo. Los cerca de 130 periodistas extranjeros invitados a cubrir el acontecimiento que tiene lugar en el Palacio de la Cultura 25 de abril no han podido hasta el momento tener acceso al recinto ni dialogar con ninguno de sus participantes.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >