Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Palestina activa la diplomacia para que la ONU condene las colonias

El viaje de Abbas a Turquía, Francia, Rusia y Alemania culminará en Nueva York

El presidente palestino, Mahmud Abbas, el lunes en Ramala
El presidente palestino, Mahmud Abbas, el lunes en Ramala AFP

Dos años después de que fracasaran las últimas negociaciones directas entre israelíes y palestinos, tras una guerra de 50 días en Gaza y cuando se cumplen seis meses de la llamada Intifada de los cuchillos, en la más grave ola de violencia registrada en Tierra Santa en una década, la Autoridad Palestina regresa a la trinchera diplomática. El presidente Mahmud Abbas ha iniciado este martes una gira que le llevará a reunirse los líderes de Turquía, Francia, Rusia y Alemania, antes de impulsar en Nueva York una resolución del Consejo de Seguridad para condenar los asentamientos israelíes en Cisjordania y Jerusalén Este, bajo ocupación israelí desde 1967.

“El borrador del último informe del Cuarteto para Oriente Próximo [ONU, EE UU, UE y Rusia] advierte de que el principal obstáculo para la solución de los dos Estados es la expansión de los asentamientos”, asegura en Ramala Xavier Abu Eid, portavoz diplomático de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP). Por esa razón los responsables palestinos se han decidido a librar una batalla en la arena internacional con el objetivo de lograr una “nueva Hoja de Ruta” para la solución a un conflicto estancado de casi siete décadas de antigüedad y cerca de medio siglo de ocupación israelí.

Cumplidos ya los 81 años y tras más de un decenio en el poder, Abbas tiene previsto asistir en Turquía a la reunión de la Organización de la Conferencia Islámica, al margen de la cual se reunirá con el presidente Tayyip Recep Erdogan. También viajará a Moscú para entrevistarse con Vladímir Putin, y a Berlín, donde mantendrá un encuentro con la canciller Angela Merkel. Durante este fin de semana será recibido en París por el presidente François Hollande. Precisamente Francia está impulsando la celebración este verano de una conferencia internacional sobre Oriente Próximo, cuya reunión preparatoria a nivel ministerial está prevista en las próximas semanas. Los integrantes del Cuarteto y los restantes miembros permanentes del Consejo de Seguridad están invitados a asistir, junto con Alemania, así como Brasil, India, Sudáfrica y Japón.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha expresado su rechazo a la iniciativa francesa de conferencia internacional. Israel sostiene que solo mediante unas negociaciones directas y sin condiciones previas se pueden solucionar el conflicto. “El proceso de negociaciones bilaterales ha sido un diktat [imposición], los palestinos preferimos el ámbito multilateral”, puntualizó el diplomático palestino Husan Zomlot en un acto informativo en Ramala. “Los Acuerdos de Oslo [con Israel en 1993] están ahora en el limbo de forma indefinida”, remachó.

El presidente de la Autoridad Palestina concluirá su gira en la sede de Naciones Unidas en Nueva York a partir del día 20, donde tiene previsto asistir a un acto sobre el cambio climático. Sobre todo pretende sacar adelante la aprobación de una resolución por el Consejo de Seguridad contra la expansión de los asentamientos judíos en los territorios ocupados por Israel. Los diplomáticos palestinos ya han hecho circular un borrador con su propuesta, que confían en que sea presentada por Egipto, que al igual que España ocupa un puesto temporal en el órgano de Naciones Unidas. Desde febrero de 2011 los palestinos no han vuelto a defender una resolución de condena de las colonias judías. En aquella ocasión fue votada a favor por todos los Estados miembros, excepto por EE UU, que ejerció su derecho a veto, al igual que ha hecho en numerosas ocasiones en defensa de los intereses de Israel.

Abbas ha advertido en declaraciones a France Presse que “la construcción de asentamientos socava la solución de los dos Estados, y sin embargo no ha habido reacciones de Estados Unidos sobre este asunto en el Consejo de Seguridad”. Cuando apenas quedan nueve meses para la conclusión del mandato del presidente Barack Obama, los portavoces del Departamento de Estado siguen expresando su condena sobre la expansión de los asentamientos judíos. “Esperábamos mucho de esta Administración durante los últimos ocho años, pero no ha sucedido nada”, aseguró el presidente de la Autoridad Palestina, cuyos responsables no confían en que Washington vaya a cambiar esta vez de actitud.