Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un deslizamiento de tierra masivo derrumba varios edificios en China

Al menos 91 desaparecidos según datos oficiales y 900 evacuados en 33 edificios colapsados en la ciudad industrial Shenzhen

Corrimiento de tierra en China Ver fotogalería
Los equipos de rescate buscan supervivientes entre los edificios derrumbados. AP

Un deslizamiento de tierras sepultó este domingo 33 edificios de un parque industrial situado en la ciudad de Shenzhen, en el sur de China, según informaron los medios estatales. El suceso ocurrió a aproximadamente a las 11.40 hora local (3.40 GMT) por causas que aún se desconocen, aunque la lluvia podría haber contribuido al desprendimiento. Más de 900 personas han sido evacuadas y ocho rescatadas de los escombros, tres de ellas heridas. Los últimos datos oficiales tras un baile de cifras en el primer momento apuntan que, al menos, hay 91 desaparecidos.

El incidente sucedió en el parque industrial Liuxi, situado en el distrito de Guangming, en el noroeste de Shenzhen. Las imágenes y vídeos compartidos en las redes sociales chinas muestran varios edificios parcialmente o totalmente sepultados por la tierra y una inmensa nube de polvo que apenas permite divisar los helicópteros que sobrevuelan la zona. La lengua de tierra dejó más de 100.000 metros cuadrados de residuos y provocó minutos después una explosión en un tramo de uno de los principales gasoductos del país. El estruendo se oyó a varios kilómetros de distancia, según explicaron algunos testigos a los medios locales. Según la agencia oficial Xinhua, más de 1.500 personas están trabajando en las tareas de rescate de los desaparecidos.

Dos de los edificios derrumbados eran dormitorios de los trabajadores de este parque industrial. El subdirector de la oficina de Seguridad Pública de la ciudad, Ren Jiguang, explicó a la televisión estatal CCTV que "la mayoría" de los residentes ya habían sido evacuados antes del desastre, lo que sugiere que las autoridades tenían cierta evidencia de que el corrimiento podía suceder.

Según explica el periódico Beijing Youth Daily citando a uno de los residentes, la tierra que se deslizó formaría parte de los escombros de numerosas obras de la zona durante los últimos dos años, que se habrían apilado contra una colina de unos cien metros de altura. Un empleado del Departamento de Seguridad del parque industrial explicó a un periódico local que el corrimiento podría haberlo causado "un derrame de lodo acumulado" en este improvisado vertedero, operado de forma ilegal. "Los residentes locales se han quejado del problema durante mucho tiempo, pero no ha sido resuelto", dijo otro trabajador del parque industrial al South China Morning Post.

Shenzhen, fronteriza con Hong Kong, es una de las ciudades más grandes del sur de China y un importante foco económico e industrial del país. Pasó de ser un pueblo de pescadores a una megalópolis de 15 millones de habitantes tras ser designada Zona Económica Especial. La inversión local y foránea la convirtió primero en un hervidero de fábricas dedicadas a la manufactura para después consolidarla como una de las principales plazas financieras del país y sede de compañías de alta tecnología.

Tanto el presidente chino, Xi Jinping, como el primer ministro, Li Keqiang, instaron a las autoridades locales y a los equipos de rescate a "hacer todo lo posible para minimizar las bajas, atender a los heridos y consolar a los familiares de las víctimas". También ordenaron el inicio de una investigación para esclarecer las causas del accidente.

Más información