Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una matanza al día

Estados Unidos ha sido testigo de más de mil tiroteos en los últimos tres años

Una mujer se asoma al área donde la policía de San Bernardino interceptó a los sospechosos
Una mujer se asoma al área donde la policía de San Bernardino interceptó a los sospechosos. AP

Estados Unidos es uno de los pocos países del mundo donde el derecho a portar armas está protegido por la Constitución. Una matanza como la de este miércoles en San Bernardino —la peor desde la de Sandy Hook en 2012—, con 14 muertos y 17 heridos, pone de relieve algunas de las consecuencias de que la ley haya permitido que en el país haya casi tantas armas como habitantes, y las diferencias con otras naciones. Estos son algunos de esos datos:

92 muertos por arma de fuego al día

En Estados Unidos mueren una media de 92 personas al día por arma de fuego. Son 1,45 millones de muertes —por asesinato, suicidio o accidente— desde 1970, una persona cada 16 minutos. El columnista de The New York Times Nicholas Kristof llamó la atención sobre esta cifra asegurando que son más fallecidos que en todas las guerras en las que ha estado implicado el país en toda su historia. Según la campaña Brady contra la Violencia por Armas de fuego, otras 297 personas resultan heridas al día por disparos.

29,7 homicidios por cada millón de habitantes

Estados Unidos lidera la comparación con Canadá y varios países europeos, elaborada por el diario The Guardian, que además muestra sus enormes diferencias con otras naciones. Sus 29,7 muertos por arma de fuego por cada millón de ciudadanos quedan lejos de los 7,7 de Suiza, 5,5 en Canadá o 2,7 en Dinamarca.

Más de un millar de tiroteos desde Sandy Hook

La matanza en una escuela infantil de Connecticut en 2012 sacudió a Estados Unidos , pero ese estupor no logró impulsar reformas para regular las armas. Desde entonces, el país ha sido testigo de 1.052 masacres, en los 1.066 días transcurridos desde entonces, con más de cuatro víctimas. En estos tres años han muerto 1.312 personas y otras 3.700 han resultado heridas, según el recuento de Mass Shooting Tracker.

Más menores que policías

Mueren más niños menores de 6 años por arma de fuego que policías en activo, según los datos del Centro de Control de Enfermedades estadounidense, en 2013 82 niños perdieron la vida por un disparo, frente a 27 agentes.

Un tiroteo a la semana

Este calendario de The Washington Post ha registrado más de una matanza con múltiples víctimas todas las semanas del segundo mandato del presidente Obama. En este vídeo también están recopiladas sus intervenciones y cómo ha evolucionado su mensaje en reacción a cada una de las grandes masacres de los últimos años.

Comparación con víctimas de terrorismo

Una media de 10.000 personas han perdido la vida por disparos de armas de fuego, cada año, desde 2001. Sin embargo, a excepción de los atentados del 11 de Septiembre de ese mismo año, donde murieron casi 3000 personas, el Departamento de Justicia y el de Estado contabilizan prácticamente cero muertos al año por terrorismo dentro de las fronteras de Estados Unidos.

Casi tantas armas como ciudadanos

Estados Unidos representa el 4,4% de la población mundial, pero sus ciudadanos poseen el 42% de las armas en manos civiles de todo el mundo. Con 321 millones de habitantes, las autoridades calculan que hay unas 270 millones de armas de uso privado entre su población, lo que representa la proporción más alta del mundo.

Cuantas más armas, más muertes

Varios estudios como este de la revista Mother Jones han demostrado que los estados donde hay más armas por ciudadano, también hay más muertes por disparos. Los grupos y políticos que rechazan la regulación de las armas argumentan en muchas ocasiones que la violencia de actos como el de San Bernardino podría combatirse —o reducir sus efectos— si más ciudadanos portaran armas.

Masacres con más de un tirador

Estados Unidos considera como tiroteos “masivos” aquellos en los que ha habido más de cuatro fallecidos. La mayoría de las 45 masacres con más muertos cometidas desde 1984 fueron cometidas por hombres y por tiradores solitarios. La de ayer es una excepción que se suma a dos precedentes únicos:

  • Jonesboro, marzo de 1998. Dos estudiantes de Arkansas, de 13 y 11 años, abrieron fuego contra sus compañeros de colegio aprovechando el caos que provocaron al encender la alarma de incendios. Murieron cinco personas -cuatro estudiantes y un profesor- y otras diez resultaron heridas. Los dos permanecen en prisión para menores hasta que cumplan los 21 años.
  • Columbine, abril de 1999. Una docena de estudiantes y un profesor mueren en el peor tiroteo en una escuela de Estados Unidos hasta ese momento. Sus autores, Eric Harris y Dylan Klebold, se quitaron la vida tras el tiroteo en el que también resultaron heridas más de 20 personas.

Más información