Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los musulmanes de Francia afirman su “adhesión total a la República”

2.500 mezquitas leen este viernes un texto "sin ambigüedades" de condena al terrorismo

80 comunidades musulmanas catalanas se concentraron en Barcelona para rechazar el terrorismo el pasado martes. ATLAS

Decenas de policías y militares controlaban desde primera hora de la mañana todas las calles que rodean la Gran Mezquita de París. Vecinos y fieles se sometían a los detectores de metales si querían bordear o acceder al templo. Se esparaba una gran afluencia. Este viernes estaba prevista ahí una manifestación de la comunidad islámica francesa en repulsa por los atentados del pasado viernes, pero debido a las nuevas medidas excepcionales aprobadas por el Gobierno francés, que entre otras cosas suspenden el derecho a manifestación, quedó cancelada. De este modo, la voz oficial del Islam en Francia se iba a escuchar en los rezos de las dos de este mediodía. "Normalmente no vengo a esta mezquita, pero quiero demostrar mi compromiso con nuestra religión. Los autores de los atentados no son musulmanes, son asesinos. Y me preocupa que la gente pueda relacionarnos con ellos", explica Soraya, una mujer de 24 años a las puertas de la Gran Mezquita.

El Consejo Francés del Culto Musulmán (CFCM) ha pedido que se difunda hoy, día del gran rezo, en las 2.500 mezquitas de Francia un texto "solemne" y "sin ambigüedades" que condene el terrorismo, tenga la forma que tenga. Dicho enunciado, señaló este órgano, debía servir como línea argumental para hablar a los fieles de lo sucedido. "Los musulmanes de Francia reafirmarán su rechazo categórico y sin ambigüedad a toda forma de violencia o terrorismo, que es la negación misma de los valores de paz y fraternidad que forman parte del Islam", señala el CFCM. La Gran Mezquita también ha llamado a la unidad y a expresar la diversidad de los valores republicanos con firmeza. Todo ello es un claro paso más allá y más claro que la reacción que se produjo en el mismo entorno tras los atentados en Charlie Hebdo.

A la salida del rezo, al que se han acercado tantos fieles que algunos ha tenido que realizar sus oraciones fuera del templo, algunos han explicado que el imán ha hablado durante 20 minutos sobre los atnentados. La mitad del tiempo lo ha hecho en francés y la otra en árabe. "Nos ha transmitido el sentimiento de solidaridad entre nosotros, ha recordado que solo hay un Islam y que no es el que esos asesinos proclaman. Está prohibdo matar, incluso maltratar a los animales. Por lo tanto esa gente no tiene nada que ver nosotros", señala Ahmed a la salida de la mezquita. Al parecer, según han contado varios asistentes a El PAÍS, el imán ha realizado el discurso "desde el corazón" y no ha leído ningún texto.

Sin embargo, el enunciado del documento propuesto por el CFCM decía lo siguiente: "Nosotros, musulmanes de Francia, somos ciudadanos franceses de forma completa, formando parte de la Nación y solidarios del conjunto de la comunidad nacional. Nosotros, musulmanes de Francia, proclamamos nuestro compromiso indefectible con el pacto republicano que nos une a todos. Nosotros, musulmanes de Francia, proclamamos nuestra adhesión total a los valores de la República. Los musulmanes de Francia elevan sus plegarias a Dios, el muy clemente y misericordioso Dios, para que preserve y bendiga a Francia. Los musulmanes de Francia formulan su voluntad de paz, seguridad y prosperidad para su patria, Francia".

El tono de este texto y el cierre de filas absoluto ante el Islamismo va un paso más allá de la reacción que la comunidad musulmana francesa tuvo en los atentados contra Charlie Hebdo el pasado mes de enero. Entonces se condenaron "severamente", pero también se quejaban de la estigmatización que sufrían los musulmanes. Esta vez no hay lugar a ninguna interpretación y denuncian "la ideología del odio de los criminales terroristas". A las puertas de la Mezquita, muchos fieles conversaban antes de entrar sobre los atentados y sobre la condena que se realizará. "La ideología del odio, no es la del Islam. Esa gente no somos nosotros, son asesinos. Eso no tiene nada que ver con lo que dice el Corán. Pero hay que ocuparse de los jóvenes, no hay que marginalizarlos. Hay que educarles desde el positivismo y el civismo", señalaba Rais, profesor de teología en la Mezquita, a las puertas del templo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información