Irán ofrece cooperación a Francia para luchar contra los yihadistas

Rohani telefonea a Holande tras cancelar su visita a Europa debido a los atentados de París

El presidente iraní, Hasan Rohaní, el pasado febrero en Isfahán.
El presidente iraní, Hasan Rohaní, el pasado febrero en Isfahán.EFE

Irán ha ofrecido este martes a Francia ayuda en la lucha contra el Estado Islámico (ISIS). El presidente iraní, Hasan Rohani, ha expresado al francés, François Hollande, su disposición a cooperar en asuntos de seguridad e información para hacer frente a ese grupo, durante una conversación telefónica de la que ha informado la agencia iraní IRNA. Teherán, que teme estar en el objetivo del ISIS, ha iniciado también unas maniobras militares en el noroeste del país a modo de advertencia a los yihadistas.

“La República Islámica de Irán quiere formar un frente unido para hacer frente al terrorismo a escala global", ha manifestado Rohani que llamaba a Hollande después de haber cancelado el pasado sábado su visita oficial a Italia y Francia a causa de los atentados. Nada más producirse el viernes, el Gobierno iraní condenó los ataques que tachó de inhumanos y numerosos ciudadanos expresaron su dolor acercándose a las puertas de la Embajada francesa.

Más información

Irán, que responsabiliza Arabia Saudí y Turquía (sus dos rivales regionales) del ascenso del ISIS, considera que la lucha contra los yihadistas en Irak y Siria debiera ser la primera prioridad de la comunidad internacional. De hecho, tiene “asesores” en ambos países que ayudan a combatir tanto a los militantes del ISIS como a otros grupos armados que se oponen al régimen de Damasco. “Debe cortarse su apoyo financiero y su acceso a armas sofisticadas, así como bloquearse los lugares donde se entrenan”, le ha dicho el presidente iraní a Hollande.

Las palabras de Rohani se producen después de que el ministro de los Servicios de Información, Mahmud Alavi, advirtiera el lunes de que el ISIS pudiera tener a Irán entre sus objetivos. Aunque no dio detalles, la víspera el jefe de la diplomacia iraquí, Ibrahim al Jaafari, reveló que el espionaje de su país había “obtenido información de que Francia, Estados Unidos e Irán” iban a ser objeto de ataques de ese grupo.

Aunque Irán es un país eminentemente chií, no se descarta que el ISIS, que bebe de una interpretación extrema del islam suní, pueda reclutar entre su minoría suní, que tradicionalmente se ha quejado de discriminación por parte de Teherán. La semana pasada las autoridades anunciaron la detención de 40 extremistas suníes, una muestra del creciente nerviosismo.

Además, los responsables militares han iniciado unas maniobras en el noreste del país “para reaccionar a eventuales ataques por parte de grupos armados como el Estado Islámico”. El jefe del Ejército de Tierra iraní, el general Ahmad-Reza Purdestan, aseguró el lunes que ese grupo ha unido fuerzas con los talibanes en el norte de Afganistán y amenazan la frontera oriental. Purdestan recordó que, tras el avance de los yihadistas en la provincia iraquí de Diyala el año pasado, Irán había decidido que intervendría militarmente si se acercaban a 40 kilómetros de la línea divisoria.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50