Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Podemos derrotar al Estado Islámico físico, pero no el conceptual”

Alberto Fernández, ex director del Centro de Contraterrorismo de EE UU, duda que la derrota del ISIS suponga el final de la amenaza yihadista global

Emilio Lamo, Alberto Fernández, y Krishna R Urs, ayer en el Real Instituto Elcano en Madrid. Ampliar foto
Emilio Lamo, Alberto Fernández, y Krishna R Urs, ayer en el Real Instituto Elcano en Madrid. Efe

¿Sería suficiente derrotar al Estado Islámico en Siria y acabar con su califato? ¿Acabaría la amenaza? El embajador norteamericano Alberto Fernández, exdirector del Centro Estratégico de Comunicaciones de Contraterrorismo del Departamento de Estado de EE UU con la administración de Barack Obama, tiene muchas dudas y admite que quizás no. "Podemos derrotar al Estado físico, pero no derrotar al Estado conceptual,  la yihad sin cabeza de la que hablaba Abu Musab al Asuri (el sirio español Mustafá Setmarian), derrotar a una forma de ser, a una forma de vivir, a una forma de trabajar. Esa es nuestra gran preocupación y el gran temor, si podremos o no acabar con la ideología del Califato, con la subcultura salafí desarrolada en los últimos años. Uno no sabe si acabar con el estado virtual será más difícil. Puede ocurrir que este se convierta en el cibersalafismo, un submundo todavía más grande que el Estado Islámico".

Fernández ha asistido en Madrid a unas jornadas sobre terrorismo internacional organizadas por el Real Instituto Elcano, el principal think tank español que dirige Charles Powell, y compartido su experiencia en la lucha contra el terrorismo yihadista y su paso por las embajadas de Afganistán y Jordania en un encuentro con periodistas en la sede de la embajada de EE UU. Fuentes oficiales norteamericanas lo consideran uno de los miembros más destacados de su servicio exterior.

Los atentados de París se pueden interpretar como un éxito o como un fracaso del ISIS

Para el diplomático estadounidense los atentados del ISIS (las siglas del Estado Islámico en inglés)  en París pueden ser "una señal de desesperación o de éxito al mismo tiempo". "En el terreno físico está sometido a más presión, tiene cierta fragilidad, puede perder en un mes ciudades claves como Ramadi y quiere proyectar sensación de potencia". Fernández destaca como novedad que los ataques del ISIS en Francia contradicen sus mensajes anteriores y muestran un giro en su estrategia. "Antes era primero el Estado islámico y luego destruir Occidente. Ahora parece que es al revés: primero la yihad y más tarde el Estado. Nadie sabe si es solo una oportunidad o si obedece a un cambio bajo la presión que está sufriendo sobre el terreno en Siria".

El exfuncionario del Departamento de Estado recordó lo que algunos olvidan, que el ISIS no está haciendo nada nuevo a lo que ya hizo Al Qaeda Central, que la novedad es la masificación de su mensaje a través de Internet. "Estamos ante la campaña de propaganda terrorista más exitosa en la historia de la comunicación, pero que ha radicalizado solo a una minoría. Ahora es una minoría pequeña, pero creciente. Hay un ambiente islamista más grande que el del Estado Islámico, pero es otra cosa". 

La conjura viene del ciberespacio. Estamos ante la campaña  de propaganda terrorista más exitosa

Fernández define de esta manera al aparato de propaganda del ISIS: "Velocidad, veneno, volumen, un volumen mayor que nadie" . "La conjura está en el ciberespacio. En el 2013 tomó ventaja en el submundo de la yihad virtual.  La contra narrativa de Occidente necesita más volumen, volumen contra volumen. En el mercado de las ideas hay más de ellos que de nosotros". Como ejemplo el diplomático norteamericano, que en su día criticó la intervención de EE UU en Irak, afirmó que las voces de los sirios no se están oyendo en Occidente todo lo necesario y que muchos musulmanes saben poco de la realidad siria.  "El ISIS tiene un ministerio de propaganda en árabe y en otras lenguas y cada provincia tiene su propia comunicación, compiten entre ellos, estoy seguro de que tienen un libro de estilo" 

En opinión del experto la diferencia entre Al Qaeda Central y el ISIS en el uso de la propaganda es que la primera quería controlarlo todo y la segunda no. "En el Estado Islámico aceptaron ser parte del caos (en la Red) y poner su grano de arena". Fernández advirtió que Al Qaeda Central, dirigida ahora por Ayman Al Zahawairi, se ha recuperado dos veces de golpes fatales, el último su fagotización por el ISIS, y puede reaparecer presentando ante los radicales su cara de enemigo menos amargo.

Sobre la situación en Oriente Próximo el diplomático distinguió entre la posición de Jordania, "que ve la amenaza muy cerca y tiene la capacidad e intención de hacer algo", y la Arabia Saudí al que definió como "un país distraído en la gran pugna con Irán".