Cameron dedicará 2.800 millones más para combatir militarmente al ISIS

Reino Unido doblará el gasto en ciberseguridad para protegerse ante la amenaza del ISIS

El primer ministro británico, David Cameron, anoche en Londres.
El primer ministro británico, David Cameron, anoche en Londres. Dominic Lipinski (AP)

Reino Unido destinará 2.000 millones de libras (2.800 millones de euros) más a combatir militarmente al Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés), según anunció anoche el primer ministro, David Cameron, a su regreso de una cumbre del G20 en Turquía, dominada por las consecuencias de los ataques terroristas del pasado fin de semana en París. En un discurso pronunciado en la City, el centro financiero de Londres, Cameron comparó la actual batalla contra el extremismo islamista con la lucha de Churchill contra los nazis en la Segunda Guerra Mundial.

El dinero extra se invertirá en reforzar las fuerzas especiales, en drones y en aviones de combate. Además, la mitad del presupuesto anual de 12.000 millones de libras (16.800 millones de euros) que el país dedica a la ayuda internacional se destinará a “estabilizar Estados fallidos” con potencial de convertirse en generadores de terrorismo. Las medidas anunciadas forman parte de su “respuesta de espectro completo” a la amenaza del ISIS.

El anuncio supone un cambio respecto a la dirección tomada en la última revisión de la estrategia nacional de Defensa en 2010, cuando se decidió invertir en dos nuevos portaviones. Hoy la apuesta es por los drones, las fuerzas especiales y los expertos en cibercrimen, más eficaces, según los expertos, en la lucha contra las nuevas amenazas terroristas.

George Osborne, canciller del Exchequer y hombre fuerte del Gobierno de Cameron, ha desarrollado este martes, en un discurso en la central de inteligencia de las comunicaciones (GCHQ) en Cheltenham, la estrategia del Ejecutivo británico para combatir el ciberterrorismo. Reino Unido, ha explicado, está desarrollando una capacidad ofensiva para hacer frente a los terroristas en el ciberespacio que tratan de sabotear las infraestructuras nacionales. Cualquiera que golpee a Reino Unido, ha advertido Osborne, debe saber que “somos capaces de responder atacando”.

“El ISIS ya usa Internet para su horrible propaganda, para la radicalización y para su planificación operativa”, ha explicado. “Todavía no han sido capaces de utilizarla para matar a gente atacando nuestras infraestructuras. Aún no tienen la capacidad. Pero sabemos que quieren tenerla y que están haciendo lo posible para construirla. Así que cuando hablamos de combatir al ISIS, eso significa combatir su amenaza cibernética además de sus fusiles, bombas y cuchillos”.

El Gobierno, anunció Osborne, duplicará su inversión en ciberseguridad (hasta los 1.900 millones de libras, 2.700 millones de euros) y dedicará a la misma un nuevo centro nacional.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Sobre la firma

Pablo Guimón

Es el redactor jefe de la sección de Sociedad. Ha sido corresponsal en Washington y en Londres, plazas en las que cubrió los últimos años de la presidencia de Trump, así como el referéndum y la sacudida del Brexit. Antes estuvo al frente de la sección de Madrid, de El País Semanal, y fue jefe de sección de Cultura y del suplemento Tentaciones.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS