Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fuerzas kurdas con apoyo aéreo de EE UU se lanzan a recuperar Sinjar

El control de esa localidad iraquí, en manos del ISIS desde el verano de 2014, permitiría interrumpir una importante ruta de abastecimiento de los 'yihadistas'

Con el apoyo de la aviación y asesores estadounidenses, las fuerzas kurdas han lanzado este jueves una largamente esperada operación para recuperar la localidad de Sinjar de manos del Estado Islámico (ISIS en sus siglas inglesas). La contraofensiva, casi un año después de que los kurdos decidieran concentrarse en la defensa de su territorio, apunta a un cambio de estrategia. Más allá de su valor simbólico, el enclave se encuentra a medio camino en la ruta que une Mosul y Raqqa, los bastiones del ISIS en Irak y Siria, respectivamente.

“A partir de las 21:00 horas del 11 de noviembre de 2015, los aviones de la coalición internacional han atacado decenas de posiciones del ISIS en preparación de la Operación Sinjar Libre, una ofensiva terrestre liderada por los Peshmerga [fuerzas regulares kurdas] para recuperar la localidad de Sinjar de los terroristas del ISIS”, ha anunciado el consejo de seguridad de la región autónoma de Kurdistán en un comunicado.

El objetivo del ataque, en el que participan 7.500 hombres incluidos varios miles de milicianos yazidíes, es expulsar al ISIS de Sinjar, recuperar el control de las rutas que permiten su abastecimiento y crear una zona tampón para proteger a los habitantes de la ciudad de los ataques con artillería de los yihadistas. De todas formas, y a pesar de las noticias sobre el avance de esas fuerzas, resulta improbable que los civiles puedan volver en un futuro inmediato, ya que ese grupo tiene por costumbre dejar minados los lugares de los que se ve obligado a retirarse. Solo hoy han recurrido a al menos cinco coches bomba.

Su política de asesinato de los hombres y secuestro y violación de las mujeres y niñas, miles de las cuales regaló a sus combatientes o vendió como esclavas sexuales, conmocionó al mundo y ha sido calificado de limpieza étnica por las organizaciones de derechos humanos. El presidente de EE UU, Barack Obama, citó esas atrocidades como uno de los motivos para lanzar la campaña aérea contra ese grupo.

Valor estratégico

“Al recuperar Sinjar, estaremos en condiciones de cortar esa línea de comunicación, lo que consideramos que afectará a la capacidad de reabastecerse [del ISIS]”, ha declarado el coronel estadounidense Steve Warren, portavoz de la campaña aérea contra el ISIS, citado por la agencia France Presse.

Ese cambio de énfasis, frente al empeño hasta ahora fallido de recuperar Mosul, sería, en opinión de Warren, “una primera etapa crucial en la eventual liberación” de esa ciudad. El portavoz también ha declarado a Reuters que consejeros miliares estadounidenses acompañan a los comandantes kurdos, pero asegura que se mantienen en la retaguardia.

Los yazidíes acusaron en su día a las fuerzas kurdas iraquíes de haberles abandonado a su suerte. Aunque Sinjar se sitúa dentro de los territorios que los kurdos reclaman como propios, si bien fuera de la región autónoma reconocida por Bagdad, no era una zona de especial valor estratégico para ellos, concentrados entonces en defender Erbil y garantizarse Kirkuk. De hecho, fue una milicia kurda siria (vinculada con el PKK turco) quien ayudó a los yazidíes atrapados en el monte.

Las fuerzas kurdas lograron recuperar en diciembre el Monte Sinjar, tierra ancestral de los yazidíes, pero ante la creciente presión de los yihadistas en otros frentes de su territorio nunca llegaron a hasta la localidad del mismo nombre, un poco más al sur, de donde ahora intentan desalojar a los 600 milicianos que se han agrupado ante la inminencia de la operación, retrasada durante semanas por las diferencias entre las distintas facciones kurdas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información