Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

100 empresarios portugueses se unen contra un Gobierno social-comunista

La carta alerta de los riesgos que entrañaría para la economía y estabilidad del país

Los empresarios más importantes de Portugal han publicado este jueves una carta alertando de la "incertidumbre política" y de los riesgos que entrañaría un Gobierno de mayoría de izquierdas para la estabilidad y economías del país.

"Los esfuerzos de los últimos cuatro años fueron el precio que pagamos por los errores de gestión del pasado y produjeron sufrimiento, desempleo y una reducción de nuestro PIB", comienza la carta que fue firmado en tan solo dos días por un centenar de empresarios. "Con todo, se establecieron las bases para un crecimiento económico asentado no en la inversión pública sino en la privada".

"Estamos preocupados porque existe un Gobierno con un fin anunciado y no sabemos cuál es el próximo ni su programa", ha explicado a este periódico el promotor de la carta, el presidente de la Asociación de Empresas Familiares, Peter Villax. "Están discutiendo desde el día 4 de octubre [PS, PC y Bloco de Esquerda] y aún no han conseguido llegar a un entendimiento. Los empresarios, entre tanto, hemos paralizado presupuestos, inversiones y planes de contratación hasta que no sepamos qué hará el futuro Gobierno".

Los empresarios hemos paralizado presupuestos, inversiones y planes de contratación hasta que no sepamos que hará el futuro Gobierno

El Partido Socialista, liderado por António Costa, ha anunciado que puede gobernar con el apoyo del Bloco y del PC. "Estatutariamente, estos dos partidos son contrarios a la iniciativa privada. El Bloco quiere la nacionalización de la banca y los estatutos del PC señalan que la Revolución del 25 de Abril está inacabada. Quiero que me digan cuánto dinero van a invertir, cómo van a desarrollar este país. Ese es lenguaje que yo entiendo".

En una carta abierta, los empresarios señalan que la recuperación se puede poner en peligro por la inestabilidad que atraviesa el país que, en el caso de que se mantenga, va a provocar en las empresas unos presupuestos "defensivos, con el aplazamiento de inversiones y proyectos".

Villax apela al entendimiento de la coalición de centro derecha PSD-CDS y del Partido Socialista. "En 1975, el PS de Mario Soares salvó el país. Lo sé, porque yo estuve allí. Gracias a Soares, Portugal no cayó en una dictadura comunista. No he visto en estos 40 años ni un acto de contrición del PC por poner en riesgo aquella democracia incipiente. Su actitud no ha cambiado ni un ápice, de ahí la preocupación de los empresarios. La única marca que creó el régimen soviético en toda su historia fue Kalashnikov, eso quiere decir bastante".

Apelamos a la unión de todos en este momento de incertidumbre, pues al final es mucho más aquello que nos une que lo que nos separa

Ni Villax ni la asociación AEF cuestionan la democrática mayoría parlamentaria que formarían PS (86 diputados), Bloco (19) y PC (17), pero sí los programas electorales de los dos últimos. "El programa socialista no me da ninguna preocupación. Sabemos que hay que recuperar la protección social, recuperar salarios que fueron reducidos. Esos son objetivos que hay que perseguir, pero eso solo se consigue con el desarrollo de la economía y con la inversión", añade Villax.

"Queremos afirmar", acaba la carta "que la confianza es factor determinante para la recuperación económica de nuestro país. Apelamos a la unión de todos en este momento de incertidumbre, pues al final es mucho más aquello que nos une que lo que nos separa".

La carta se ha hecho pública días antes de que la Asamblea de la República debata el programa de Gobierno de la coalición de centroderecha ganadora de las elecciones: PSD-CDS (107 diputados en una cámara de 230). Los tres partidos de la izquierda han anunciado que votarán en contra, lo que automáticamente significará el cese del Gobierno y, probablemente, la llegada de un Ejecutivo socialista con apoyo parlamentario de Bloco y PC.