Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un socialista portugués busca crear un grupo contra el pacto de izquierdas

El eurodiputado Francisco Assís oficializa el movimiento de militantes que se oponen a la línea oficial de António Costa

António Costa
António Costa, en una entrevista con el presidente de Portugal, Aníbal Cavaco Silva. REUTERS

El eurodiputado socialista Francisco Assís encabezará una “corriente interna, crítica y alternativa”, a la línea oficial del partido, que ha pactado con los comunistas y el Bloco de Esquerda para formar Gobierno en Portugal. El anuncio de Assís se ha hecho una semana antes de que el nuevo Gobierno formado por PSD y CDS, y encabezado por Pedro Passos Coelho, se presente ante la Asamblea de la República. Las tres fuerzas que forman la mayoría de izquierdas (PS con 86 diputados, Bloco con 17 y PC con 9) han anunciado que votarán en contra, lo que provocará automáticamente la caída del Gobierno.

En ese mismo día, el próximo martes 10 de noviembre, el socialista António Costa explicará los pactos que ha firmado con PC y Bloco para formar Gobierno con apoyo parlamentario de la mayoría de izquierdas. El presidente del país, Aníbal Cavaco Silva, podrá encargarle el nuevo ejecutivo a él -lo más probable- o decidir que el Gobierno siga en funciones hasta una nueva convocatoria de elecciones, no antes de mayo.

Hace una semana, Assís escribió un artículo en el diario Público en donde exponía sus críticas a un pacto del Partido Socialista (PS) con el Bloco de Esquerda de Catarina Martins y con el PC de Jerónimo de Sousa, un entendimiento que calificó de “contranatura”. Su criterio difiere de la estrategia de su líder Costa, pues prefiere quedarse en la oposición antes que ejercer el poder en esas compañías. "Si se alcanza ese pacto", escribió, "el partido renuncia a su dimensión de partido transformador y reformista". Tampoco está Assís a favor de pactar con el centro derecha, PSD-CDS, sino que prefiere mantenerse como primer partido de la oposición.

Un Gobierno del PS apoyado por un partido tan conservador como el PC y por un partido tan contradictorio como el Bloco nos inhibe de la capacidad de promover las reformas que precisa el país

Esquilmados en las listas parlamentarias y en los órganos internos del PS, los críticos con Costa -cercanos al anterior secretario general, António Seguro- se han reunido en torno al eurodiputado, sobre quien no pueden caer repercusiones políticas. El próximo sábado varios centenares de militantes se reunirán en la ciudad de Maelhada para medir fuerzas y organizar esta corriente crítica ante el próximo congreso nacional. Assís ha renunciado, por el momento, a encabezar cualquier candidatura para derribar a Costa. Pero si quiere una mayor presencia de su corriente en los órganos del partido, debe presentar su propia lista en el próximo Congreso, que se conocerá tras las elecciones presidenciales de enero.

El pacto que Assís criticaba hace una semana está cada vez más próximo de hacerse realidad, lo que también ha acelerado la iniciativa crítica. Assís cree que el pacto con el PC y el Bloco lo va a pagar caro su partido. "Un Gobierno del PS apoyado por un partido tan conservador como es el PC y por un partido tan contradictorio como es el Bloco nos inhibe de la capacidad de promover las reformas que precisa el país", señala al diario Público.

De momento, Assís descarta absolutamente que se cree un cisma en la bancada parlamentaria socialista donde, por otra parte, los críticos con Costa son minoría pero suficientes para derribar gobiernos. Alrededor de 17 de los 86 diputados socialistas son más cercanos al anterior secretario general que a Costa. Su cambio de posición refrendaría al nuevo Gobierno del PSD-CDS, al que le faltan nueve escaños para la mayoría absoluta.

Más información