Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Turquía afirma haber derribado un dron que entró en su espacio aéreo

El origen del aparato no ha sido identificado; fue derribado cerca de la frontera con Siria

El Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Turquía ha informado este viernes de que sus cazas han derribado un "aparato aéreo" procedente de Siria por haber traspasado la línea fronteriza que separa ambos países. Según el canal local NTV, que ha mostrado imágenes de los restos de un pequeño aparato, se trataba de una aeronave no tripulada o dron y ha sido abatido "dos o tres kilómetros" en el interior de territorio turco.

"A pesar de las tres advertencias hechas, el aparato continuó su ruta violando nuestro espacio aéreo, por lo que nuestros aviones, en el marco de las reglas de combate, fue derribado", explica el comunicado de la cúpula castrense, añadiendo que "se desconoce la nacionalidad" de la aeronave.

El Ministerio de Exteriores de Rusia aseguró que todos los aviones militares de misión en Siria han regresado sanos y salvos a sus bases y que los drones desplegados sobre el país continúan sus operaciones con normalidad, lo que se entiende en Turquía como una negación de que el aparato derribado pueda pertenecer a las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa. Un alto funcionario de Estados Unidos ha indicado a Reuters que, aunque la información es prematura —se ha negado a dar detalles—, cree que el aparato puede ser ruso.

A principios de mes —cuando Moscú lanzó su campaña de bombardeos aéreos para apoyar al régimen de Bachar El Asad y luchar contra grupos yihadistas—, dos cazas rusos penetraron en el espacio aéreo de Turquía motivando una fuerte protesta de las autoridades en Ankara y de la OTAN. El primer ministro turco, el islamista Ahmet Davutoglu, afirmó entonces que la próxima vez los aviones serían derribados y Rusia justificó el incidente en un "error de navegación" que "no se volvería a repetir".

Por otro lado, en las últimas semanas se han multiplicado las denuncias turcas de radares y sistemas de misiles del régimen sirio que habrían hostigado el vuelo de aeronaves turcas a lo largo de la frontera entre Turquía y Siria. En 2012, las fuerzas aéreas sirias derribaron un F-4 turco que había violado su espacio aéreo, matando a los dos pilotos que viajaban en dicho caza, y Turquía ha abatido varias aeronaves no tripuladas del régimen. Ankara recurrió entonces a sus socios de la OTAN, que desplegaron cinco baterías de misiles Patriot para proteger territorio turco de eventuales ataques sirios. Alemania y EE UU anunciaron este julio que retirarán sus baterías, mientras España aún no ha decidido sobre la suya, desplegada en la provincia sureña de Adana.

El régimen sirio apenas mantiene presencia en una de las localidades fronterizas con Turquía —la kurda Qamishlo— ya que el norte de Siria se lo reparten las milicias kurdas YPG, el Estado Islámico y una coalición de grupos opositores a Asad dominada por fuerzas yihadistas.

Más información