Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente de Portugal encarga a Passos Coelho formar Gobierno

Cavaco Silva recuerda que el país debe garantizar los compromisos internacionales con la OTAN y con la Unión Europea

El presidente Cavaco Silva se dirige a la nación.
El presidente Cavaco Silva se dirige a la nación. AFP

El presidente de Portugal, Aníbal Cavaco Silva, ha pedido esta noche al ganador de las elecciones, Pedro Passos Coelho, de la coalición PSD-CDS, que forme un Gobierno "que asegure la estabilidad política y la gobernabilidad" y que sea "consistente", pero también "estable y duradero".

En un discurso televisado a la nación, dos días después de las elecciones en las que la coalición conservadora PSD-CDS perdió la mayoría absoluta, el mensaje de Cavaco Silva se produce, al contrario que en otras legislaturas anteriores, sin recibir al resto de los partidos que han logrado representación parlamentaria y cuando ni siquiera ha acabado el escrutinio del voto de los emigrantes, que representa cuatro escaños.

Cavaco Silva, que pertenece al mismo partido que Passos Coelho, ha sido tajante al señalar que Portugal debe seguir cumpliendo sus compromisos internacionales, como la permanencia en la OTAN y en la moneda única europea.

Aludiendo a la responsabilidad de los partidos, el presidente ha recordado que el Gobierno debe presentar un presupuesto que cumpla con el programa de sostenibilidad económica firmado con las autoridades europeas. "Las fuerzas partidarias tienen que poner, en primer lugar, el superior interés de Portugal", advirtió el veterano político conservador en un mensaje indirectamente dirigido al Partido Socialista (PS, 84 escaños). del que dependerá la aprobación parlamentaria del nuevo gobierno conservador, así como la viabilidad de leyes clave como los Presupuestos del Estado.

La mención a la OTAN y al euro tampoco fue casual. Sin nombrar explícitamente al PS en ningún momento del discurso, la referencia a ambos clubes supranacionales dejaba claro que la formación liderada por António Costa, que quedó segunda en las elecciones, es la más adecuada para forjar una coalición de gobierno, ya que las otras fuerzas de izquierda defienden en sus programas la salida de todos o algunos de esos organismos.

Es el caso del Bloco de Esquerda (BE), que consiguió 19 diputados y el 10,2% de los votos, y el PC, con 17 diputados y el 8,2% de los votos. Sumando escaños, estas dos fuerzas, más el PS, podrían gobernar con una holgada mayoría absoluta, pero desde el primer momento Costa ha dicho que no contaran con él para formar "una mayoría negativa". Al subrayar la necesidad que el próximo Ejecutivo "respete los compromisos internacionales" del país, Cavaco Silva excluía implícitamente a BE y PC de un posible pacto, según los medios de comunicación locales.

La actitud de Cavaco Silva ha sido muy criticada en las últimas semanas tanto por el líder del PC, Jerónimo de Sousa, como por Catarina Martins, del BE. Ambos ya han anunciado que votarán en contra de la investidura de Passos Coelho.

 

 

Más información