Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ONU alerta de que Gaza será inhabitable al final de la década

El bloqueo y las guerras arruinan a la Franja, donde se vive peor que hace 20 años

Una palestina fabrica marcos para cuadros en Nuseirat, Gaza.
Una palestina fabrica marcos para cuadros en Nuseirat, Gaza. REUTERS

La ayuda internacional sigue siendo imprescindible para la supervivencia de los 1,8 millones de palestinos de Gaza, pero no podrá impedir que la Franja sea considerada inhabitable en 2020 si continúa el bloqueo desde Israel y Egipto y no se reparan los daños causados por tres guerras consecutivas desde 2009. El último informe de la Conferencia de Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD, en sus siglas en inglés) destaca que el enclave costero entró en recesión por primera vez desde la toma del poder por las milicias de Hamás, en 2007, tras la ofensiva militar de 50 días lanzada por el Ejército israelí el año pasado.

Gaza está en bancarrota, con medio millón de sus habitantes desplazados por el impacto de la Operación Margen Protector de Israel en 2014, que disparó la tasa oficial de desempleo hasta el 44%. “Las guerras han eliminado los últimos restos de una clase media, y la mayoría de la población depende ahora de la ayuda humanitaria internacional”, resalta UNCTAD. “No hay margen para abordar al ritmo actual la reconstrucción ante la magnitud de los daños”, añade. La destrucción causada por el último conflicto afecta total o gravemente a 20.000 viviendas, 148 escuelas, 60 hospitales o centros de salud, 247 fábricas y 300 zonas comerciales, según Naciones Unidas.

“La calidad de vida de los palestinos de Gaza es peor ahora que hace dos décadas. El Producto Interior Bruto per cápita ha caído un 30% desde 1994”, reza el informe del organismo económico de la ONU, que señala que la capacidad productiva para el mercado doméstico se ha colapsado en Gaza. Las guerras y el bloqueo han acabado también con las exportaciones y debilitado las infraestructuras básicas. La única planta eléctrica de la Franja quedó gravemente dañada el año pasado y solo funciona unas horas al día, y el 95% del agua potable está contaminada.

La ONU llama además la atención ante la “discriminación económica” impuesta a Gaza, que apenas dispone ya de tiempo para la reconstrucción y la recuperación. “El bloqueo, excepto para los bienes de primera necesidad, ha llevado a una suspensión a gran escala de la actividad productiva y a la pérdida masiva de empleos”, concluye UNCTAD.

El Ejército israelí acusa a Hamás de desviar los materiales de construcción que llegan a Gaza a los túneles que perforan sus milicias bajo la frontera para atacar a Israel. Egipto, por su parte, ha comenzado grandes excavaciones esta semana en el límite sur de la Franja para instalar varias piscifactorías. Según el diario Haaretz, el objetivo último es inundar los túneles de contrabando que siguen siendo utilizados por los islamistas palestinos desde el enclave.

Más información