Manlio Fabio Beltrones es el nuevo dirigente del PRI en México

El nuevo líder del partido del presidente Peña Nieto pone como punto primordial de su agenda las elecciones regionales de 2016

Manlio Fabio Beltrones (quinto por la izquierda en la fila de abajo), con Carolina Monroy y gobernadores del PRI.
Manlio Fabio Beltrones (quinto por la izquierda en la fila de abajo), con Carolina Monroy y gobernadores del PRI.

Manlio Fabio Beltrones (Villa Juárez, Sonora, 1952) es el dirigente del Partido Revolucionario Institucional (PRI) desde la noche de este viernes. El exgobernador de Sonora —y quizá uno de los políticos más poderosos de México— ganó una elección en la que no se registró ni un solo contrincante, lo que en el interior del partido en el que milita el presidente mexicano Enrique Peña Nieto se tradujo como "un mensaje de unidad". El nuevo presidente del PRI ha asumido el cargo junto con su compañera de fórmula, Carolina Monroy del Mazo, una política del Estado de México, del que es originario el presidente mexicano.

Más información
'El PRI contra Peña Nieto', por JORGE ZEPEDA PATTERSON
El PRI prepara el relevo en el liderazgo del partido
Manlio Fabio Beltrones será el nuevo presidente del PRI

La unidad, precisamente, fue el principal tema del primer acto de Beltrones como nuevo dirigente del PRI: "La unidad del PRI tiene como objetivo que las reformas del gobierno del presidente Peña Nieto se vean reflejadas en una mejor calidad de vida", explicó. "Al asumir el cargo más elevado, lo hago con pasión y el compromiso de cuando ingresé a los 16 años", afirmó en su discurso inaugural.

La compañera de fórmula de Beltrones, Carolina Monroy, es una política priista del Estado de México, uno de los bastiones más sólidos del PRI. Ocupó la alcaldía de Metepec, en la zona metropolitana de Toluca (la capital más cercana al Distrito Federal) y ha sido diputada federal.

El nuevo presidente del PRI ha asumido el puesto en el auditorio Plutarco Elías Calles rodeado de lo que en el México priista del siglo XX se conoce como una "plana completa"

A la ceremonia acudieron miembros del gabinete del presidente Peña Nieto (a los primero que saludó Beltrones al entrar al auditorio)  y los antecesores de Beltrones como expresidentes del PRI: Jorge de la Vega, Adolfo Lugo Verduzco, Gustavo Carvajal, José Antonio González Fernández, Cesar Augusto Santiago, Humberto Roque Villanueva y Roberto Madrazo.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

El nuevo presidente del PRI ha asumido el puesto en el auditorio Plutarco Elías Calles rodeado de lo que en el México priista del siglo XX se conoce como una "plana completa": gobernadores, senadores, diputados federales y electos (la nueva legislatura comienza el próximo 1 de septiembre). Beltrones asume el puesto en una sala que lleva el nombre del fundador del PRI, otro político, también de Sonora, que una vez que dejó la presidencia del país en 1928 continuó ejerciendo como el hombre más poderoso de México durante seis años más.

El político ha insistido en que su primera prioridad son las elecciones de 2016, cuando se juegan 12 gobernaturas

El poder de Calles, que superaba al de los tres presidentes que le sucedieron, se ganó un importante sitio en la sabiduría popular mexicana. "Aquí vive el presidente y el que manda vive enfrente", cuenta un popular refrán de la época. Su dominio absoluto de la política mexicana terminó cuando Lázaro Cárdenas del Río, que había llegado a la presidencia en 1934 después de haber recibido el imprescindible dedazo de Calles, lo expulsó sin aviso previo del país. Un cuerpo militar sacó a Calles de su casa, lo puso en un avión rumbo a California y sacó a todo su equipo del Gobierno. Calles vivió en San Diego hasta que volvió a México cuando el sucesor de Cárdenas, Manuel Ávila Camacho, llegó al poder. Murió en la capital mexicana en 1945.

Beltrones, sonorense como Calles, ha insistido en que su gestión al frente del PRI será de "cercanía" al presidente Peña Nieto y ha evadido, con la pericia de un zorro, responder si busca la candidatura priista para 2018. Al periódico Reforma le dijo que colocaría un letrero en su oficina con la leyenda: "Prohibido pensar en 2018". Al diario El Universal le contó que "para el PRI no son tiempos de sucesión anticipada" y que "el presidente del PRI no será jugador [en las elecciones]". 

El político ha insistido en que su primera prioridad son las elecciones de 2016, cuando se juegan 12 gobernaturas, nueve de ellas bajo el poder del PRI, el mismo partido que gobernó México sin rival alguno durante más de 70 años, entre 1929 y 2000. Beltrones, vinculado a varios de los momentos más delicados de la historia reciente del país como el interrogatorio al asesino condenado por la muerte del excandidato priista Luis Donaldo Colosio en 1993 cuando era gobernador de Sonora y acusado por The New York Times en 1997 por vínculos con el narcotráfico —el ahora dirigente priista denunció al diario estadounidense por difamación—, será el encargado de llevar sus destinos a partir de este jueves. "Seremos un partido de ciudadanos y de causas", afirmó, al tiempo que comenzó a caer una fuerte tormenta en las calles del DF.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS