Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Macedonia declara el estado de emergencia en la frontera

El Ministerio del Interior ha explicado que la medida se ha adoptado por la crisis migratoria

Migrantes esperan para cruzar la frontera entre Macedonia y Grecia, este jueves.
Migrantes esperan para cruzar la frontera entre Macedonia y Grecia, este jueves. AFP

Macedonia ha declarado este jueves el estado de emergencia en sus fronteras sur y norte ante el aumento de la llegada de migrantes y refugiados. El país involucrará en el Ejército en su intento de frenar esta creciente crisis, ha informado la agencia de noticias MIA.

"Esperamos que la participación del Ejército tenga los dos efectos que queremos. Que aumente la seguridad de nuestros ciudadanos en ambas regiones y permita un mejor acercamiento a las personas que han manifestado su intención de pedir asilo", ha dicho el portavoz del Ministerio del Interior, Ivo Kotevski, según recoge la agencia.

Las fronteras del país que lindan con Grecia, en el sur, y Serbia, en el norte, están desbordadas por la gran afluencia de personas, en su mayoría refugiados que pretenden atravesar el país para continuar su viaje al centro y norte de Europa.

En concreto, la medida afectará a la región de Gevgelija, en el sur, y de Kumanovo, en el norte. Según ha explicado el portavoz, la decisión de declarar a estas regiones zonas de crisis se ha adoptado tras llegar a la conclusión de que se necesita un control más eficiente y mayor en la frontera ante aumento del flujo de llegadas.

"La decisión se ha adoptado conforme a nuestras capacidades y las recomendaciones de las convenciones de las que es firmante Macedonia, y pretendemos seguirlas", ha asegurado Kotevski.

El Gobierno ha decidido establecer un centro para la gestión de la crisis que creará un equipo de trabajo que se encargará de coordinar los esfuerzos para hacer frente al flujo de inmigrantes y a los problemas que esto acarrea.

El portavoz se ha quejado de que, a diferencia de Grecia, Macedonia sí ha estado vigilando su frontera. "El Ministerio del Interior está usando todos sus recursos para proteger la frontera. Desgraciadamente la frontera sur, que es una frontera exterior de la UE, no estaba protegida por las autoridades griegas y se permitió que los inmigrantes cruzaran de manera ilegal", ha denunciado.

"Somos plenamente conscientes de que mayores controles en la frontera sur no constituirán una solución al problema y esperamos que la UE prepare pronto una respuesta conjunta y humana, en la que la carga sea compartida con un sentido de solidaridad", ha añadido Kotevski.

Según las cifras del Ministerio del Interior, en las últimas 24 horas 1.327 extranjeros han expresado su deseo de solicitar asilo en Macedonia, lo que les permite residir en el país durante tres días hasta que presentan la solicitud. La mayoría de ellos aprovechan este tiempo para viajar a la frontera con Serbia. Más de 1.000 de ellos eran sirios. En los últimos dos meses, según el Ministerio, han sido 41.414 los extranjeros que lo han hecho, 33.461 de ellos, sirios.