Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Israel insiste en persuadir al Capitolio para que vete el pacto con Irán

"No porque el mundo entero esté de acuerdo, este pacto es bueno", dice Netanyahu

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu (derecha), con el secretario de Defensa de EE UU, Ashton Carter, este martes en Jerusalén. Ampliar foto
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu (derecha), con el secretario de Defensa de EE UU, Ashton Carter, este martes en Jerusalén. Getty

La promesa del secretario de Defensa estadounidense Ashton Carter de prestar mayor apoyo militar en caso de amenaza iraní o la garantía de que Israel es la "piedra angular" de la política de Washington en Oriente Medio no han bastado para convencer a las autoridades israelíes de aceptar el acuerdo nuclear logrado la semana pasada con Irán.

La visita de Carter a Israel ha concluido este martes con una reunión de casi dos horas en el despacho del primer ministro Benjamin Netanyahu. Horas antes, en una intervención ante el Parlamento, el primer ministro israelí ha dejado claro que no había cambiado de planes y ha subrayado que pretende intentar convencer al Congreso estadounidense de vetar este pacto con Irán.

"Dicen que la decisión de la ONU de dar su visto bueno a este acuerdo es el fin de la historia, pero no es cierto: mientras estén en vigor las sanciones del Congreso estadounidense Irán tendrá que hacer concesiones. No porque el mundo entero esté de acuerdo, este pacto es bueno. Además, muchos países en Oriente Medio piensan igual que Israel y creen que este pacto es peligroso. Por ello seguiremos diciendo la verdad con voz alta y clara", ha afirmado Netanyahu.

El primer ministro israelí considera que el pacto entre seis potencias mundiales —Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Reino Unido— y la UE con Irán es un "error histórico" y apuesta por que Irán no cederá en su empeño de dotarse de armas nucleares, un arsenal que tendrá como primer objetivo la destrucción de Israel.

"Carter vino pensando: 'A ver como podemos hacer para que os sintáis mejor. ¿Más armas, más acuerdos, más cooperación en defensa?' Y Netanyahu dijo: 'No, lo que yo quiero es frenar este acuerdo, convencer al Congreso de que lo bloquee'", ha declarado a EL PAÍS Jonathan Rynhold, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad israelí de Bar Ilan.

Durante su visita el secretario ha asegurado que EE UU está dispuesto a aumentar su colaboración con Israel, que en la actualidad asciende a unos 3.000 millones de dólares (2.750 millones de euros) en ayudas. Además, EE UU participa en proyectos concretos como el sistema de intercepción de misiles Cúpula de hierro, usado sobre todo en las fronteras con Líbano y Gaza.

"EE UU puede hacer mucho más [por Israel]", ha asegurado el secretario de Defensa estadounidense. "Vamos a seguir reforzando la seguridad de nuestros aliados y amigos en la región, especialmente Israel, para ayudarles a defenderse frente a una agresión y a supervisar la influencia iraní", ha garantizado.

Ashton Carter, durante su visita al Museo del Holocausto de Jerusalén. ampliar foto
Ashton Carter, durante su visita al Museo del Holocausto de Jerusalén. AP

Según Rynhold, será muy difícil que Netanyahu consiga bloquear el pacto en el Congreso estadounidense y, aunque lo lograra, "el problema no se resolvería porque el acuerdo estalla en pedazos e Irán vuelve a ser incontrolable".

"Más bien creo que la conversación principal entre EE UU e Israel en el próximo año va a girar en torno a qué hacemos si Irán hace trampa o avanza rápidamente hacia la construcción de un arma nuclear. ¿Qué pasará? ¿Habrá una operación militar estadounidense o un apoyo estadounidense a una operación militar israelí? Ese es el tema principal de conversación entre Israel y EE UU, pero también de países como Arabia Saudí, Egipto o Jordania", vaticina.

Según un sondeo publicado por el diario israelí Maariv el pasado fin de semana, el 47% de los israelíes apoyaría una operación militar unilateral contra Irán.

Un punto de vista diferente expresaba en estos días Avner Cohen, autor del libro Israel y la bomba. En una columna publicada en el diario israelí Haaretz, apuntó que el pacto nuclear con Irán es "bueno para Israel porque puede cambiar radicalmente su agenda" y terminar con "la manipulación de los miedos" de sus ciudadanos.

"Si la amenaza iraní sale de la agenda habrá un impacto muy positivo en el debate político y en la calidad de vida del país. Tal vez por esta razón Netanyahu clama que el acuerdo es malo. Si el pacto funcionara nos obligaría a cambiar nuestras prioridades y a hablar de los verdaderos problemas del país", asevera en el artículo.

Más información