Israel refuerza la frontera con el Sinaí tras la ofensiva yihadista en Egipto

El Ejército acusa a Hamás de colaborar con las milicias el Estado Islámico en la península

Torre de vigilancia egipcia en la frontera con la franja de Gaza.
Torre de vigilancia egipcia en la frontera con la franja de Gaza.ABIR SULTAN / EFE

El Ejército israelí se ha visto sorprendido por la capacidad de combate de Wilayat (Provincia) Sinaí, la filial del Estado islámico en la península egipcia, que golpeó el miércoles a las fuerzas del presidente Abdelfatá el Sisi en un ataque múltiple coordinado con el letal sello de las operaciones del Califato en Siria e Irak. Israel ha reforzado inmediatamente la frontera común, en especial en el vértice que coincide con la franja de Gaza, y ha elevado el nivel de alerta de sus fuerzas.

Las Fuerzas Armadas de Israel no hablan por el momento de aumentar concentración de tropas en la frontera del Sinaí. Se han incrementado las misiones para recoger información y para la observación de movimientos con drones (aviones no tripulados). El Ministerio de Defensa ordenó el cierre de los pasos fronterizos de Nitzana y Kerem Shalom, pero este último, que sirve también como punto de entrada para mercancías a la franja de Gaza, fue reabierto el jueves.

Israel ha anunciado que autorizará un mayor despliegue de tropas egipcias en el Sinaí, que se halla limitado por los acuerdos de paz de 1979, que supusieron la retirada de Israel de la península, de la que se apoderó en la guerra de 1967 y que mantuvo en gran parte en su poder tras el conflicto de 1970. Al Qaeda, primero, y el Estado Islámico, en los últimos tiempos, han aprovechado el vacío de poder en la región para atraer a sus filas a la población beduina, históricamente olvidada por la Administración de El Cairo.

Egipto asegura que sus tropas mataron el miércoles a un centenar de yihadistas, a los que sumarían otras dos docenas presuntamente abatidos el jueves en ataques aéreos. El comunicado oficial de las Fuerzas Armadas difundido por las televisiones egipcias reconoce la muerte de 17 soldados, aunque otros informes militares elevaron hasta 64 la cifra de bajas mortales.

Los milicianos de Wilayat Sinaí contaban con armas antiaéreas y lanzadores de misiles antitanque montados en vehículos todoterreno, en la que puede considerarse como una de las mayores acciones militares en la zona desde la guerra del Yom Kipur, hace cuatro décadas.

Los ejércitos israelí y egipcio mantienen una estrecha cooperación en materia de seguridad en la frontera, que se reforzó tras el golpe de Estado que derrocó hace ahora dos años al presidente islamista Mohamed Mosri. “Somos aliados de los egipcios y de muchos otros países de Oriente Próximo y del mundo contra el terrorismo radical islámico”, aseguró el primer ministro Benjamín Netanyahu tras el ataque en el norte del Sinaí.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

La ofensiva de la filial del Estado Islámico ha hecho saltar por los aires la situación de relativa calma registrada en la triple frontera tras la guerra del pasado verano. El Cairo acababa de nombrar embajador en Israel después de haber retirado a su representante diplomático durante la operación israelí contra Gaza de 2012, y mantiene un especial interés en la importación de gas natural desde los yacimientos que Israel se dispone a explotar en el Mediterráneo oriental.

Egipto también había autorizado antes del Ramadán la apertura durante varios días del paso fronterizo de Refah en el sur de la Franja, en un gesto sin precedentes en los últimos años. Los responsables políticos de Hamás, que controlan el poder efectivo, se habían comprometido con El Cairo a dejar de colaborar con los grupos yihadistas del Sinaí y habían lanzado recientemente redadas contra los grupos salafistas que operan en el enclave palestino.

Pero los servicios de espionaje de Israel sostienen que el brazo militar de Hamás mantiene lazos con Wilayat Sinaí, con cuyos militantes comparte depósitos de armas en norte del Sinaí y a quienes confía el control de los accesos desde el lado egipcio de la frontera a los túneles de contrabando hacia Gaza que aún siguen en funcionamiento. Los yihadistas heridos en Egipto reciben atención médica, según asegura Israel, en los hospitales de la Franja. El general isarelí Yoav Mordejái declaró al canal Al Yazira que "Hamás ha dado armas y apoyo logístico a grupos que apoyan al Estado Islámico en el Sinaí".

El movimiento de resistencia islámica también afirmó el jueves que había reforzado la vigilancia en la frontera con Egipto. El Estado Islámico difundió un vídeo el pasado martes en el que amenazaba con expulsar del poder a Hamás en la Franja. "La Sharía se impondrá en Gaza igual que ha ocurrido en Siria”, se aseguraba en la grabación. Las fuerzas de Hamás mataron hace un mes a un militante yihadista al desarticular un grupo salafista que había disparado cohetes contra Israel.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50