Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La protesta de los taxistas contra Uber bloquea varias ciudades en Francia

El gobierno intenta poner fin a las agresiones prohibiendo los servicios de la empresa

Protesta de taxistas este jueves en Marsella.AFP | REUTERS-LIVE!

La cólera de los taxistas franceses ha estallado a primera hora de la mañana de este jueves. La decisión de la firma americana Uber de extender sus servicios de geolocalización UberPOP a Marsella, Estrasburgo y Nantes ha desencadenado una de las protestas más violentas del sector contra lo que considera una “competencia salvaje”, además de ilegal. Se han registrado agresiones y duros enfrentamientos en varias ciudades, especialmente en París, y algunas amplias zonas ciudadanas han quedado bloqueadas durante horas. El ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, ha pedido la prohibición inmediata de la aplicación UberPOP y ha detenido a tres taxistas por los altercados.

La quema de neumáticos en mitad del cinturón periférico de París ha colapsado el tráfico desde las siete de la mañana y durante más de dos horas. Los accesos a tres terminales del aeropuerto de Roissy-Charles de Gaulle (la 2E, la 2F y la 2D) han estado bloqueados y el acceso a Orly por carretera ha sido también imposible hasta las 11.30 de la mañana de este jueves. Los taxistas se habían citado a las seis de la mañana en aeropuertos y estaciones y a partir de ese momento, aunque ya durante la noche anterior se han registrado incidentes, se ha iniciado el conflicto. La policía ha intervenido para disolver algunas de las manifestaciones. Ha habido agresiones a coches y automovilistas.

Courtney Love, atrapada en la protesta, apela a Hollande para pacificar el ambiente y es rescatada por motoristas

La aplicación para móviles de UberPOP, que facilita que cualquier conductor comparta su vehículo con otro ciudadano, irrita profundamente al sector por cuanto considera que el Gobierno no está aplicando la ley existente desde octubre pasado que reguló el transporte de personas con fines lucrativos ciñéndolo a los taxis y a los VTC (vehículos de turismo con chófer profesional que debe respetar una serie de normas). La californiana Uber logró en mayo en el Consejo Constitucional un cierto respiro al no considerar este que su servicio fuera ilegal; solo el sistema de geolocalización. La Corte de casación ha pedido al Consejo que analice de nuevo la cuestión. La justicia no termina de aclarar las modalidades que son legales. Bernard Cazeneuve, ante la tensión registrada esta mañana, ha anunciado al filo del mediodía que ha pedido a la policía la prohibición inmediata de la aplicación UberPOP. "La competencia debe ser leal y este no es el caso", ha declarado Cazeneuve.

Los servicios del primer ministro Manuel Valls han convocado a los sindicatos del taxi a una reunión para mediar en el conflicto, pero estos han rehusado la invitación porque Valls no les puede recibir, dado que está de viaje en Colombia. Los ánimos están muy exaltados. Los taxistas y los conductores de VTC se han enfrentado violentamente esta mañana. Consideran que estos también les oponen una competencia desleal.

Las ciudades más afectadas por la protesta, a la que la policía calcula se han sumado 2.800 taxis en toda Francia, son París, Marsella, Tolosa, Niza y Burdeos. Esta última ha quedado prácticamente paralizada durante horas. En algunas autopistas de acceso a grandes ciudades, como la A13 que desemboca en París, los taxistas han puesto en marcha el sistema de caracol para ralentizar el tráfico. Muchas personas han tenido que recorrer a pie el último trayecto hasta aeropuertos y estaciones cargadas con maletas y acompañadas, en ocasiones, de niños.

En diciembre pasado, Cazeneuve prometió que Uber quedaría prohibido desde enero pasado. Uber, por su parte, está planteando una batalla jurídica que, de momento, le ha permitido seguir operando hoy mismo.

La anécdota del día la ha protagonizado la cantante americana Courtney Love Cobain, que en Twitter ha asegurado haber pasado miedo al ver los altercado, ha dicho que se sentiría más segura en Bagdad y ha apelado a François Hollande. "¿Dónde está la maldita policía?", ha preguntado en la red social, asegurando haber sido rehén durante más de una hora. Finalmente, ha sido rescatada por un par de motoristas y ha colgado la foto en Instagram.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información