Tony Blair dimite como enviado del Cuarteto para Oriente Próximo

El ex primer ministro británico ha estado al frente del órgano internacional desde 2007

Tony Blair, en una comparecencia en Jerusalén el pasado mes de julio.
Tony Blair, en una comparecencia en Jerusalén el pasado mes de julio.Sebastian Scheiner (AP)

Tras desempeñar con marcado protagonismo durante una década (1997-2007) el cargo de primer ministro británico, Tony Blair pasó a ocupar, con un perfil cada vez más bajo, el puesto de alto enviado de la comunidad internacional para Oriente Próximo. El que fue líder del Nuevo Laborismo pondrá fin el próximo mes de junio a cerca de ocho años como representante del Cuarteto (Naciones Unidas, Unión Europea, Estados Unidos y Rusia) en la conflictiva región, según confirmaron este miércoles fuentes diplomáticas en Jerusalén.

Blair ya ha comunicado al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, su decisión de renunciar al cargo y tenía previsto anunciarlo inmediatamente también en Bruselas. El Cuarteto fue creado como órgano de la comunidad internacional para consolidar las instituciones y la economía en Cisjordania y Gaza ante la eventual proclamación de un Estado palestino.

Pero el fracaso de las negociaciones entre israelíes y palestinos, que llevan bloqueadas desde abril de 2014, y la guerra en Gaza del pasado verano, que tras 50 días de hostilidades causó 2.200 muertos palestinos y 73 israelíes, han podido pesar en la decisión de Blair de renunciar a su puesto de mediador.

Más información
Netanyahu propone el diálogo con Palestina tras un año de bloqueo
Blair entra en campaña advirtiendo del riesgo de la consulta sobre la UE
Tercera Vía, segundo acto
Los contratos polémicos de Tony Blair

Medios diplomáticos en Israel apuntan también a que el ex primer ministro británico había dejado de tener buena sintonía con el secretario de Estado de EE UU, John Kerry, y con la nueva jefa de la diplomacia de la UE, Federica Mogherini, y que tenía previsto renunciar a su cargo en el Cuarteto desde principios de año.

El ex jefe de Gobierno seguirá implicado en el proceso de paz en Oriente Próximo, según precisaron a Reuters fuentes cercanas a Blair en Londres aunque sin asumir la misión de enviado internacional, y que se concentrará en mejorar las relaciones entre Israel y el mundo árabe, así como en mediar a favor de “la mejora de las condiciones de vida de los palestinos de Gaza”.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

El equipo del hasta ahora enviado internacional para Oriente Próximo considera en la página web del Cuarteto que durante su mandato se han conseguido objetivos como eliminar puestos de control israelíes en Cisjordania, facilitar los movimientos de trabajadores palestinos hacia Israel o la puesta en marcha de un servicio de telefonía móvil palestino.

Los responsables palestinos, que recibieron con interés la designación de un político internacional de peso como mediador en 2007, consideraron más tarde que Blair estaba adoptando posiciones más próximas a Israel. Los negocios del ex primer ministro británico en Oriente Próximo también han generado críticas sobre un presunto conflicto de intereses.

Sobre la firma

Juan Carlos Sanz

Es el corresponsal para el Magreb. Antes lo fue en Jerusalén durante siete años y, previamente, ejerció como jefe de Internacional. En 20 años como enviado de EL PAÍS ha cubierto conflictos en los Balcanes, Irak y Turquía, entre otros destinos. Es licenciado en Derecho por la Universidad de Zaragoza y máster en Periodismo por la Autónoma de Madrid.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS