Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bélgica reabre su espacio aéreo tras resolverse una avería eléctrica

El incidente afecta a 20.000 pasajeros al cancelarse 147 vuelos y ser desviados otros 32

Bélgica
Un grupo de pasajeros espera en el aeropuerto Zaventem de Bruselas, este miércoles. AFP

Bélgica ha empezado a reabrir progresivamente su espacio aéreo a partir de las 14:00 horas tras resolverse la avería eléctrica que había inutilizado totalmente durante cuatro horas el centro de control de tráfico aéreo del país (Belgocontrol) desde primera hora de la mañana de este miércoles, según ha informado la agencia europea Eurocontrol.

El primer avión que ha podido despegar del aeropuerto de Bruselas-Zaventem tras solucionarse el problema ha sido un vuelo de United Airlines con destino a Nueva York. En ese aeropuerto, el más importante de Bélgica, se han cancelado durante la mañana del miércoles 147 vuelos y se han desviado otros 32, lo que ha afectado a 20.000 pasajeros.

Belgocontrol explicó que "la prioridad se le ha dado a los aviones que tienen que sobrevolar Bélgica y después a los que tienen que aterrizar", y que después irán los que tienen que despegar desde este país y en función de su capacidad, informó la agencia Belga. El órgano de control del espacio aéreo europeo, Eurocontrol, ha decidido ese orden, según esa fuente.

El problema se ha producido alrededor de las 9:45 horas y también ha afectado al resto de los aeropuertos del país, entre ellos los de Charleroi y Lieja. Debido a la avería eléctrica en Belgocontrol, durante toda la mañana ningún avión ha podido aterrizar ni despegar en territorio belga. El portavoz de Belgocontrol, Dominique Dehaene, explicó que los aviones que estaban a punto de aterrizar a esa hora pudieron hacerlo, pero que después ya se pasó "a la situación de nada en los cielos".

Ese organismo ha señalado que de momento desconoce cuándo quedará solventado el problema del todo. La portavoz del aeropuerto de Bruselas Anke Fraksen señaló también que, "en la medida de lo posible se van a desviar algunos vuelos y los otros que están aún en el aire, esperan la autorización para aterrizar". Belgocontrol está investigando ahora las causas del incidente.