Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Mafia sobre ruedas

Lejos de comparaciones románticas, las bandas de motoristas viven al margen de la ley y el Departamento de Justicia las asocia con la extorsión y el narcotráfico

Bandas de moteros
Fotografías de algunos de los detenidos por el tiroteo entre bandas de motoristas. EFE

“Esto puede ir de dos formas, mi manera o tu manera. Si es tu manera hasta aquí hemos llegado. ¿Lo tomas o lo dejas?”

Por supuesto, lo tomas. Pero no dejas de pensar que si un antiguo miembro de los Bandidos, que se encuentra a más de 1.500 kilómetros de distancia en avión de Washington, impone su voluntad y provoca temor por teléfono, que no harán cientos de Bandidos en persona. Edward Winterhalder dicta que se le debe de presentar en el texto como autor de diez libros.

El señor Winterhalder ha escrito 10 volúmenes sobre los escuadrones que viven sobre dos ruedas a lo largo de los últimos 10 años, entre ellos títulos como Carreteras Gemelas hacia la Venganza o Chicas Moteras: la Atracción Magnética de las Mujeres por los Chicos Malos y las Motos.

A diferencia de Dios, los Bandidos no perdonan”, dice uno de los eslóganes de la banda

“A diferencia de Dios, los Bandidos no perdonan”, dice uno de sus eslóganes, razón por la cual se intuye que no deben de romperse las reglas establecidas para la entrevista por Winterhalder, que básicamente es que no hay reglas sino que estas van imponiéndose sobre el desarrollo de una charla que debía servir para arrojar luz sobre lo sucedido hace dos domingos en Waco, Texas.

“¿Por qué abandonó los Bandidos tras pasar siete años en sus filas como miembro y más de 20 como simpatizante”

No hay respuesta. Solo un incómodo silencio a través del teléfono.

“¿Hola? ¿Sigue usted ahí, señor Winterhalder?”

Es el momento en el que Winterhalder establece que es su manera o mi manera. La pregunta queda sin respuesta. Es su manera.

Más de 20 minutos explicando que el 60% de los motoristas que pertenecen a una banda no son fuera de la ley que trafican con drogas o prostituyen mujeres, sino hombres, padres de familia en muchos casos, que tiene un trabajo al que acudir de lunes a viernes y que de lo único de lo que son culpables es de “pasárselo un poco demasiado bien el fin de semana”, alertan de que el señor Winterhalder siente nostalgia de su antigua relación con las bandas de motos.

Las bandas de motos surgieron en Estados Unidos después de la II Guerra Mundial, cuando muchos veteranos que regresaron del frente encontraban muy difícil la adaptación a la vida civil

Winterhalder no es Marlon Brando pero sus maneras imitan a las del actor de The Wild One. “Era algo que tenía que pasar, llevaba meses cociéndose y ha estallado”, explica sobre la muerte de nueve motoritas y la detención de otros 170 tras un enfrentamiento entre rivales en un bar de la localidad texana de Waco. El detonante de la batalla campal estuvo en lo que se conoce como un bottom rocker, el distintivo que acredita lugar de pertenencia y se coloca en la parte de abajo de la cazadora o chaleco de cuero. Los Bandidos consideran Texas terreno propio y no aceptan que los Cossacks  lleven el nombre de ese Estado en sus vestimentas. Así de simple. Adultos perdiendo la vida por una chaqueta.

“Los Bandidos son la banda de motoristas más grande de Texas y no van a permitir a ningún otro grupo entrar en el Estado. Permiten a otros clubs que existan pero no aceptan que lleven el nombre de Texas en sus chaquetas”, explica Charles Falco, nombre de un confidente que se infiltró en el mundo de los motoristas fuera de la ley y cuyo testimonio está en varios libros. “Si lo hacen, si usan el nombre sin permiso, se enfrentan a una matanza”, puntualiza Falco.

Para el departamento de Justicia, los Bandidos constituyen una creciente amenaza criminal para la nación

Las bandas de motos surgieron en Estados Unidos después de la II Guerra Mundial, cuando muchos veteranos que regresaron del frente encontraban muy difícil la adaptación a la vida civil y echaban de menos la camaradería, la adrenalina y la jerarquización de la vida militar. Los primeros en nacer fueron Los Ángeles del Infierno, en 1948 en California. Luego siguieron muchas otras: Bandidos; Mongols; Outlaws; Pagans; Sons of Silence; Vagos... Entremedias se luchaba y perdía la guerra de Vietnam.

Ellos mismos se denominan el 1%, en referencia al porcentaje que representan dentro de la gran mayoría de motoristas que cumplen con la ley. El 1% son los proscritos, los tipos duros que viven al límite, aunque en realidad el término se refiera a los "no afiliados" a la Asociación de Motoristas Americana (AMA).

El lema de los Bandidos es simple: “somos la gente de la que te advirtieron tus padres”

Son la Mafia sobre ruedas. El Departamento de Justicia añadió hace unos años nombres como los Bandidos, los Ángeles del Infierno y los Mongols a la lista de conocidas organizaciones criminales como la Mafia, la Triada china o la Yakuza japonesa. Si se consideran algunas cifras, su existencia puede ser más poderosa o dañina que la de la Mafia. Según expertos del FBI, las familias Gambino y Genovese, los grupos del crimen organizado más poderosos del país, tienen entre 200 y 250 miembros de los llamados made man (uomo d’onore en italiano), goodfellas, uno de los nuestros, en definitiva. En el caso de, por ejemplo, los Bandidos, ese dato ronda las 900 personas.

El lema de los Bandidos es simple: “somos la gente de la que te advirtieron tus padres”. Para el departamento de Justicia, los Bandidos constituyen una creciente amenaza criminal para la nación. Los Bandidos están involucrados en el transporte y distribución de cocaína y producen, transportan y distribuyen metanfetaminas. Justicia no descarta conexiones con los carteles de la droga mexicanos.

En Easy Rider o The Wilds Angels, el antihéroe de las dos ruedas conduce hacia una libertad de la que carece el ciudadano medio

Durante décadas, los estadounidenses parecían fascinados con el fenómeno de las bandas de motos. Más de un icono de la contracultura se infiltró en las filas de los proscritos para luego dar rienda suelta a las experiencias en libros. En Easy Rider o The Wilds Angels, el antihéroe de las dos ruedas conduce hacia una libertad de la que carece el ciudadano medio. Hoy en día, los telespectadores se quedan pegados a la pantalla con la serie Sons of Anarchy y lo que sucede en el ficticio pueblo de nombre Charming.

Para el Departamento de Justicia no hay romantización posible. Las bandas de motos usan sus clubs para llevar a cabo actividades criminales. "Existen más de 300 bandas activas en EEUU, algunas tan pequeñas que solo tienen cinco miembros y otras tan grandes que cuentan con varios miles".

William Queen, antiguo investigador de la Agencia federal para el control del alcohol, las armas y el tabaco, considera que lo sucedido en Waco es solo un capítulo de una historia sobre la que no se ha escrito el final. "A usted y a mí nos puede parecer banal por lo que pelean pero para ellos esos distintivos equivalen a su vida entera". Una vida de motos, chaquetas y pertenencia al grupo.