Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El opositor López reta al Gobierno de Venezuela con una huelga de hambre

Pide, junto a Ceballos, la liberación de presos y la convocatoria de elecciones

Leopoldo Lopez - Venezuela
Leopoldo López, en una captura del vídeo grabado desde prisión.

El opositor venezolano Leopoldo López, encarcelado en la prisión militar de Ramo Verde, en Caracas, se declaró ayer en huelga de hambre para conseguir la liberación de todos los presos políticos, lograr que el Consejo Nacional Electoral fije la fecha de las elecciones parlamentarias y exigir que éstas cuenten con la observación internacional de instancias no controladas por el Gobierno venezolano. Lo hizo a través de un vídeo grabado desde su celda. El líder del partido Voluntad Popular llamó también a los venezolanos a participar en una manifestación para el sábado 30 de mayo.

La grabación fue difundida por el Gobierno después de allanar su celda durante la madrugada del sábado —del domingo en la Península—. Entre sus pertenencias encontraron un teléfono celular, un artefacto que los presos no deberían tener, pero que todo el mundo tiene en las cárceles venezolanas, en el que estaba almacenado el archivo. En la protesta también lo acompaña Daniel Ceballos, exalcalde de San Cristóbal y preso por las mismas circunstancias.

A partir de ese material, el régimen ha conjeturado que López, detenido desde hace 15 meses como supuesto cabecilla de las protestas suscitadas entre febrero y junio de 2014 contra el presidente, Nicolás Maduro, tenía planes para derrocarlo y fugarse. Por ello decidió trasladar a Ceballos a un nuevo penal en el centro de Venezuela y castigar al líder opositor con la suspensión de las visitas. Esta última versión fue suministrada por el Defensor del Pueblo, Tarek William Saab, en su cuenta de Twitter después de que personal de su oficina constatara la situación de ambos presidiarios.

Al principio de la noche del sábado, el Gobierno difundió el vídeo en el programa La Hojilla, un conocido espacio en el canal oficial Venezolana de Televisión, y declaró a los medios progubernamentales como Últimas Noticias. Poco después la mujer de López, Lilian Tintori, decidió colgar la grabación en la cuenta de Twitter del dirigente venezolano.

En buena medida esa declaración, que dura 3:40 minutos, modifica la inercia de la crisis política venezolana. El Consejo Nacional Electoral, que funciona como una dependencia más del Ejecutivo, le ha dado largas al anuncio del día definitivo de las elecciones mientras espera que el régimen pueda levantar los alicaídos números de las encuestas, que auguran una derrota histórica en la venidera consulta. El Gobierno afronta ahora un dilema: seguir postergando la decisión a costa del deterioro de la salud de Ceballos y López, un verdadero incordio para el régimen por la difusión internacional que ha tenido su causa, o fijar la fecha antes de que el Partido Socialista Unido de Venezuela efectúe sus elecciones primarias el próximo 28 de junio para seleccionar a los abanderados que optarán por los escaños.

Castigos continuados

No es la primera vez que Leopoldo López es castigado por el régimen venezolano. Ha sido sancionado por conceder entrevistas a una cadena internacional de televisión, se le ha allanado su celda para incautar escritos y otros documentos. Alguna vez su partido político denunció que le habían arrojado excrementos.

Su familia también ha sufrido represalias por grabar un vídeo del juicio que se le sigue y hacerlo público. El padre de López, Leopoldo, tiene, de hecho, prohibida la entrada a la sala donde se desarrollan las audiencias.

En la mañana ayer en Venezuela Freddy Guevara, responsable de Voluntad Popular, desconocía si López había podido iniciar la huelga de hambre, pero estaba seguro de que Daniel Ceballos sí la había iniciado. “No le han permitido a Lilian Tintori ingresar a la cárcel”, aseguró a este diario. Guevara supone que López tenía pensado difundir en otro momento la grabación, pero el partido ha tenido que adelantarse en vista de la primicia ofrecida por los medios controlados por el régimen.

La movilización de Ceballos, quien apareció en su nueva celda con la cabeza rapada, ha provocado el unánime rechazo de la dirigencia opositora. Lo han dicho el secretario general de la plataforma opositora Mesa de la Unidad, Jesús Torrealba, la asociación de alcaldes opositores, la exdiputada María Corina Machado y el excandidato presidencial y gobernador del Estado Miranda, Henrique Capriles Radonski. La organización Human Rights Watch protestó por la decisión y aseguró que no se informó del traslado a sus abogados y familiares, ni hubo una orden judicial, como lo asegura el régimen. La organización recordó que las cárceles venezolanas son de las más violentas de América Latina porque están controladas por los presos y año a año mueren decenas de personas con total impunidad. Todos han responsabilizado al presidente Nicolás Maduro de lo que le pueda ocurrir en su nuevo reclusorio. La secretaria de Estado adjunta para América Latina, Roberta Jacobson, demandó también la liberación inmediata de todos los presos políticos.