Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los dos líderes chipriotas escenifican el nuevo clima de las negociaciones

El presidente grecochipriota cruza a la parte turca para reunirse con su homólogo

Anastasiadis (izquierda) y Akinci brindan en Nicosia.
Anastasiadis (izquierda) y Akinci brindan en Nicosia. REUTERS

El presidente grecochipriota, Nikos Anastasiadis, ha cruzado hoy a la parte turca de Nicosia, la capital de la isla, y compartido un paseo y un café con su homólogo Mustafá Akinci, en un gesto que revela el nuevo impulso conjunto para solucionar la división de la isla, cuya mitad norte fue ocupada en 1974 por el Ejército turco. Ambos dirigentes mantuvieron una reunión informal, en el marco de las negociaciones para la reunificación del país, en la que Anastasiadis entregó a Akinci una rama de olivo, símbolo de la paz.

Entre aplausos de cientos de ciudadanos, Anastasiadis cruzó a Lefkosa (el nombre turco de Nicosia), donde se encontró con el moderado Akinci, el nuevo presidente de la República Turca de Chipre del Norte (RTCN). “Hoy es un día histórico”, dijo este último a los periodistas en la Línea Verde, que divide el país y está aún bajo control de cascos azules de la ONU. En Lefkosa, ambos líderes conversaron con comerciantes y residentes turcochipriotas. La comitiva se trasladó posteriormente a la parte griega de la ciudad.

En su paseo, los dos líderes estuvieron acompañados por los negociadores de ambas comunidades y por el alcalde de Nicosia, Konstantinos Yiorkatzis. Al tratarse de un encuentro informal no estuvo presente el enviado especial de la ONU para Chipre, Espen Barth Eide, quien supervisa las negociaciones y se ha mostrado especialmente esperanzado en las últimas semanas ante la posibilidad de lograr un acuerdo. "Juntos creamos el futuro", publicó Anastasiadis en su cuenta de Twitter tras el encuentro.

Tras esta reunión de carácter simbólico, pensada para fomentar la confianza entre ambas comunidades, los líderes se volverán a encontrar el día 28 para continuar las negociaciones de paz, retomadas el pasado 15 de mayo tras la victoria de Akinci en las elecciones presidenciales de la RTCN el 26 de abril. Ese día, en un movimiento espontáneo, decenas de grecochipriotas cruzaron la Línea Verde para acercarse al cuartel general de Akinci y celebrar con sus vecinos turcochipriotas el triunfo de este en las urnas.

Ambas partes están de acuerdo en la práctica en la reunificación de la isla bajo el formato de una confederación de dos Estados, pero difieren en asuntos tales como las competencias del Gobierno central, y los derechos de residencia y de propiedad de los miles de desplazados internos tras la ocupación turca del norte. El mayor intentó de solucionar la división de la isla se frustró en 2004, cuando los grecochipriotas rechazaron masivamente en un referéndum un proyecto de reunificación que había sido aceptado previamente por los turcochipriotas.