Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El conflicto en Yemen causa desde marzo medio millón de desplazados

Según la ONU, al menos 1.850 personas han muerto desde marzo

Una columna de humo, en las cercanías de Saná, este martes tras un ataque aéreo de la coalición árabe.
Una columna de humo, en las cercanías de Saná, este martes tras un ataque aéreo de la coalición árabe.

Desde que el pasado 26 de marzo la coalición árabe liderada por Arabia Saudí comenzara a bombardear Yemen para frenar el avance de los Huthi y defender el Gobierno de Abdrabbo Mansur Hadi, reconocido por la comunidad internacional, 545.000 personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares, al menos 1.849 han perdido la vida y otras 7.394 han resultado heridas, según ha informado este martes la ONU.

El anuncio llega un día después de que la coalición reanudara los bombardeos contra la milicia chií tras una tregua humanitaria de cinco días durante la que funcionarios de ACNUR (el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados) hicieron una evaluación de la situación en 40 localidades. “Hay muchos niños malnutridos”, ha señalado Adrian Edwards, portavoz del organismo, que reclamó el establecimiento de una nueva tregua.

Responsables del Programa Mundial de Alimentos también han alertado este martes de que no habían tenido “tiempo suficiente” para asistir a toda la población en riesgo y solo habían repartido alimentos a unas 400.000 personas de las 738.000 a las que se pretendía llegar.

Este martes, la aviación de la coalición encabezada por Arabia Saudí ha bombardeado varios objetivos de los rebeldes Huthi en Saná y en sus alrededores. Los bombardeos en la capital, los primeros desde el fin de la tregua el pasado domingo, han comenzado poco antes de esta madrugada y han tenido como blancos depósitos de armas de los Huthi. Una vivienda del hijo del expresidente yemení Ali Abdalá Saleh, Ahmed, aliado de los rebeldes chiíes, ha sido también blanco de los ataques.

Mientras, más de 400 personalidades, entre ellas el presidente yemení y el rey Salmán, de Arabia Saudí, se han reunido este martes en Riad para tratar el conflicto en Yemen. “Pese a todos los desafíos proseguiremos para recuperar el Estado de las milicias [los Huthi]”, ha destacado Hadi, que ha rechazado el golpe de Estado de los Huthi de febrero y les ha pedido el “cumplimiento inmediato” de la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, que exige el fin de la violencia y que los Huthi se retiren de las zonas ocupadas.

Más información