frente nacional

Jean-Marie Le Pen tira la toalla y renuncia a ser candidato electoral

Su hija y líder del FN, Marine Le Pen, le había advertido que le iba a boicotear

Jean-Marie Le Pen y su nieta Marion Maréchal-Le Pen en una imagen de 2010.
Jean-Marie Le Pen y su nieta Marion Maréchal-Le Pen en una imagen de 2010.ERIC GAILLARD / Reuters

Jean-Marie Le Pen, fundador y presidente de honor del ultraderechista Frente Nacional (FN), ha renunciado a presentarse como candidato del partido a las elecciones regionales de fin de año, cinco días después de que su hija y líder indiscutible de la formación, Marine Le Pen, anunciara su decisión de boicotearle. La larga guerra entre padre e hija, que estos días ha alcanzado su máximo nivel, se salda así por el momento con una retirada del campo de batalla del progenitor.

El anciano dirigente filonazi, de 86 años, ha señalado en un comunicado este lunes que no se presentará a esas elecciones por la región de Provence-Alpes-Côte d´Azur, uno de los feudos del FN, aunque se considera “el mejor candidato”. El eurodiputado agrega que, de no ser él, la candidata más “adecuada” para esa región sería su nieta Marion Maréchal-Le Pen, de 25 años, diputada y sobrina de Marine. Marion ha difundido este lunes que, en efecto, está dispuesta a encabezar la lista en esa región. Bruno Gollnisch, eurodiputado del FN y amigo de Jean-Marie, también ha presentado horas antes su candidatura al puesto.

En los últimos meses, el ultraderechista Jean-Marie había reiterado que sería cabeza de lista por esa región, pero el pasado miércoles provocó una nueva crisis interna en su partido al difundirse unas declaraciones suyas en las que reiteraba que las cámaras de gas para exterminar a los judíos en la II Guerra Mundial eran “un detalle” de la historia. O que en su partido había fervientes admiradores del mariscal Philippe Pétain, el dirigente francés colaboracionista del régimen nazi durante la ocupación alemana de Francia, a quien nunca ha considerado "un traidor". O que Francia está dirigida por inmigrantes o hijos de inmigrantes, en alusión, entre otros, al primer ministro, Manuel Valls.

"Yo no he cambiado", proclama el fundador del Frente Nacional al comentar sus últimas declaraciones filonazis y antisemitas

De inmediato, Marine Le Pen, que lleva años intentando alejar a su partido de toda imagen de antisemitismo o filonazismo, difundió un comunicado en que afirmaba que su padre había entrado en una espiral “de tierra quemada y suicidio político”. La cúpula del FN anunció que el próximo viernes decidirá las candidaturas para las regionales. Era obvio que Jean-Marie no tenía ninguna opción, así que simplemente ha decidido adelantarse a los acontecimientos, aunque él prefiere presentarlo como “un sacrificio” que realiza para no perjudicar al partido.

En su comunicado de este lunes, el fundador del FN asegura que el espacio para la libertad de expresión es cada vez menos reducido en Francia, incluso en las propias filas de la ultraderecha. "Yo no he cambiado", proclama, para añadir que no hará nada que comprometa "la frágil esperanza de supervivencia de Francia que representa el FN con sus fortalezas y debilidades". Admite que sus últimas declaraciones "han abierto una grave crisis" en su partido, pero que no justificaban, dice, "el escándalo que se ha desatado en nuestras filas con riesgo de debilitar peligrosamente nuestro movimiento". "No seré cómplice de esta maniobra. Por eso, he decidido no ser candidato".

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Su gesto reducirá las graves tensiones de esta semana pasada y probablemente contribuya a que el comité disciplinario del partido, convocado a raíz de esta nueva guerra familiar, no plantee alguna de las opciones manejadas estos días pasadas, incluida la suspensión de militancia.

Antes de tirar la toalla, Jean-Marie Le Pen ha acusado estos días a su hija de “someterse al sistema”, de buscar su indulgencia, y de apartarse de las auténticas raíces del partido que él fundó hace ahora 43 años. “Cuando ella sea otra cosa, no será nada”, comentó a la cadena RTL. O sea, que en el FN subsiste y debe subsistir esa ideología racista y filonazi, según su fundador, o acabará desapareciendo si renuncia a semejantes principios.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50